Más reciente

Okja (estreno por Netflix)

Año: 2017
Origen: Estados Unidos, Corea del Sur
Dirección: Bong Joon-ho
Guion: Bong Joon-ho, Jon Ronson
Intérpretes: Tilda Swinton, Paul Dano, Ahn Seo-hyun, Jake Gyllenhaal
Música: Jaeil Jung
Fotografía: Darius Khondji
Edición: Yang Jin-mo
Duración: 120 Minutos

por Santiago Armas

Criaturas celestiales. Cada nueva película del director surcoreano Bong Joon-ho es motivo de celebración y altas expectativas para todo cinéfilo. Fiel al estilo que caracterizó al cine de su país durante las últimas décadas, en las que se destacan grandes directores como Park Chan Wook y Hong Sang Soo, entre muchos otros, el estilo de Bong es el del eclecticismo total: sus obras trabajan dentro de un género específico para luego deformarlo en una variedad de tonos que pasan de lo cómico a lo trágico en cuestión de segundos, sin por eso perder el control de la historia que se está contando. Por eso, las expectativas ante esta colaboración del director con Netflix generaban mucha anticipación, además de la polémica generada por esta nueva corriente del servicio de streaming de estrenar películas en formatos hogareños antes de pasar por las salas de cine. Leer el resto de esta página »

Después de la tormenta (Umi yori mo mada fukaku)

Año: 2016
Origen: Japón
Dirección: Hirokazu Kore-eda
Guion: Hirokazu Kore-eda
Intérpretes: Hiroshi Abe, Yoko Maki, Taiyo Yoshizawa, Kirin Kiki
Fotografía: Yataka Yamazaki
Música: Yutaka Tsurumaki
Edición: Hirokazu Kore-eda
Duración: 118 minutos

por Aníbal Perotti

Pequeñas heridas. Las últimas películas de Hirokazu Kore-eda son delicados dramas familiares que muestran las tensiones entre la tradición y la modernidad, entre el respeto a los vínculos sagrados y los deseos de independencia y libertad. En Después de la tormenta, el cineasta compone con pequeñas pinceladas, sin recurrir al sentimentalismo, el retrato de un padre perdedor abrumado por las circunstancias. El protagonista es un escritor venido a menos que trabaja con un desapego cínico en una agencia de detectives, mientras hace lo imposible para recuperar el afecto de su expareja y mantener la complicidad con el hijo que comparten ambos. Leer el resto de esta página »

El corral

Año: 2017
Origen: Argentina
Dirección: Sebastián Caulier
Guion: Sebastián Caulier
Intérpretes: Patricio Penna, Felipe Ramusio Mora, Camila Rabinovich
Música: George Fenton
Fotografía: Nicolás Gorla
Edición: Federico Rotstein
Duración: 90 minutos

por Elena Marina D’Aquila

Anarquía y descontrol. Una de las grandes cuestiones del cine contemporáneo y de la narrativa actual radica en cómo reformular aquello que la producción sistemática de relatos a lo largo de los años convirtió en cliché o en lugares comunes y devolverles la frescura que tuvieron. Eso es lo que consigue Sebastián Caulier con su segunda película, El corral, historia, de algún modo, típica del chico impopular en un colegio secundario dominado por las chetas y los deportistas de la clase. La acción nos ubica en Formosa a fines de los 90 y la presentación del protagonista ya lo pintará de cuerpo entero. “Los dorados años de la adolescencia, ¿quién no quisiera volver a esa época?”, dice irónicamente su voz en off, que da pie a la primera escena de la película, en la que un grotesco profesor de gimnasia de un colegio secundario se burla de un chico indefenso parado en el arco de una cancha de fútbol a punto de recibir varios pelotazos de sus compañeros. Leer el resto de esta página »

Sobre la coreana “Pandora”, de Park Jung-woo

por Diego Maté

Hay una ignorancia por partida doble: se habla mucho del cine de Hollywood sin comprenderlo demasiado, y se conocen poco otras cinematografías como la coreana (aunque también podrían mencionarse la india o la hongkonesa), sostenidas en una industria con un fuerte sistema de géneros, grandes producciones, tendencia a la espectacularidad y a la afectividad desatada. El comienzo de Pandora deja entrever un respeto inusual por las convenciones del cine catástrofe: ahí están exagerados, casi al borde de la caricatura, el holgazán destinado a grandes cosas, el amigo fiel de pocas luces, el científico denigrado por exponer un problema inconveniente, o la novia y la madre exigentes que disimulan su amor bajo una coraza de malhumor y reproches. Ni bien empieza, la película renuncia visiblemente a realizar un comentario sobre el mundo: cualquiera entiende que lo que se despliega ahí es una ingeniería fílmica, una sofisticada red de reenvíos a películas y géneros. El tono casi grotesco con el que se presenta a los personajes trasluce una honestidad infrecuente: la película se exhibe a sí misma de cara al público, no se esconde detrás de la puesta en escena ni bajo el velo de alguna suerte de profundidad psicológica. Esto último es fundamental: los personajes no aspiran a representar clases sociales, sino que son estereotipos, lugares comunes urdidos por la historia del cine que funcionan como vectores de la trama. Todo eso hace las veces de una promesa, de un acto de buena fe; Pandora no trata de pasar por otra cosa distinta de sí misma, no quiere decir cosas sobre la actualidad ni sobre algún tema importante, su interés está en otro lugar: en las imágenes un poco hiperbólicas, en un relato cargado de emotividad.

Leer el resto de esta página »

Yo, Daniel Blake (I, Daniel Blake)

Año: 2016
Origen: Gran Bretaña
Dirección: Ken Loach
Guion: Paul Laverty
Intérpretes: Dave Johns, Hayley Squires, Briana Shann, Dylan McKiernan
Música: George Fenton
Fotografía: Robbie Ryan
Edición: Jonathan Morris
Duración: 100 minutos

por Andrés Brandariz

Perdiendo el tiempo. El cine político es, para aquel que goza del séptimo arte en su variable más poética de construcción de sentido, motivo de recelo. La película siempre amenaza con convertirse en un panfleto, un “engaño” en el cual las emociones de algún incauto son manipuladas para introducirle el odioso “mensaje”, la “moraleja” que convierte a la obra de arte en alegoría y didactismo. Leer el resto de esta página »

La momia (The Mummy)

Año: 2017
Origen: Estados Unidos
Dirección: Alex Kurtzman
Guion: Jon Spaihts, David Koepp, Christopher McQuarrie, Dylan Kussman, Alex Kurtzman, Jenny Lumet.
Intérpretes: Tom Cruise, Annabella Wallis, SofiaBoutella, Jake Johnson, Russell Crowe
Fotografía: Ben Seresin
Música: Brian Tyler
Edición: Paul Hirsch
Duración: 110 minutos

por Elena Marina D’Aquila

Enterrado.  La momia  supone el inicio de una saga en la que Universal y su “Dark Universe” resucitan a los monstruos clásicos para insertarlos en el siglo XXI con el objetivo de crear una franquicia interconectada al estilo del Universo Marvel. El problema es que lo que en principio parecía una propuesta interesante no funciona por sí misma y menos como una base sólida para las películas que le seguirán. El comienzo de esta primera entrega encuentra a Tom Cruise en Irak junto a su compañero (Jake Johsonson). La dupla de soldados/ladrones de antigüedades se topa accidentalmente con la tumba de Ahmanet (Sofía Boutella), una princesa egipcia que hizo un pacto con el dios de la Muerte y que, luego de haber sido enterrada viva y borrada de la historia por los crímenes que cometió, despierta para concluir el ritual bajo la forma de una muerta viviente sexy que roba vidas a través de besos. Leer el resto de esta página »

Dulces sueños (Fai bei sogni)

Año: 2015
Origen: Italia, Francia
Dirección: Marco Bellocchio
Guion: Valia Santella, Edoardo Albinati, Marco Bellocchio
Intérpretes: Valerio Mastandrea, Bérénice Bejo, Guido Caprino, Nicolò Cabras, Emmanuelle Devos
Fotografía: Daniele Ciprì
Música: Carlo Crivelli
Edición: Francesca Calvelli
Duración: 133 minutos

por Aníbal Perotti

El cine de Marco Bellocchio despliega una combinación particularmente fluida de elementos heterogéneos: la realidad y el mundo onírico, la reconstrucción y el material de archivo, la edición alternada entre varias épocas y las sutiles conexiones internas. El evidente clasicismo de Dulces sueños se aparta de la energía transgresora de sus mejores películas, pero bajo su apariencia consensual yace una crítica a la obscenidad de las imágenes dominantes. La película cuenta la historia de Massimo, desde finales de los sesenta hasta el comienzo del nuevo siglo: un niño traumatizado por la muerte de su madre que se convierte en periodista deportivo y luego en reportero gráfico. Leer el resto de esta página »