Diego Maté

Silencio (Silence)

Año: 2016
Origen: Estados Unidos
Dirección: Martin Scorsese
Guion: Jay Cocks, Martin Scorsese
Intérpretes: Andrew Garfield, Adam Driver, Liam Neeson, Tadanobu Asano
Fotografía: Rodrigo Prieto
Música: Kathryn Kluge, Kim Allen Kluge
Edición: Thelma Schoonmaker
Duración: 160 minutos

por Diego Maté

La ecuación parece familiar: Scorsese + religión. Ya es una obviedad recordar que la filmografía del tipo está conformada mayormente por calvarios, sacrificios y otros artefactos cristianos. En el conjunto asoman algunas películas que abordan frontalmente el tema de la religión: La última tentación de Cristo, Kundun y ahora Silencio. Otra obviedad, ya que estamos: Scorsese puede extraer motivos religiosos de sus relatos de seres marginales, malvivientes y desclasados porque, al menos en lo que toca al cine (de la conciencia que se ocupen otros), el director no se muestra como un convencido ciego, sino como un creyente con dudas. La duda es lo que entrelaza el drama de sus personajes con la imaginería católica y  algunos de sus mitos fundamentales. Scorsese es más humanista que creyente, la fe no es una práctica a la que sus personajes se entregan fanáticamente, sino una vía de autoconocimiento, un conflicto que mantienen consigo mismos. Silencio es más o menos eso: una variación sobre el viejo tema de la fe elaborado (una vez más) desde una mirada dubitativa, más atenta al barro de los hombres que a las promesas de la divinidad. (más…)


Primero enero

Año: 2016
Origen: Argentina
Dirección: Darío Mascambroni
Guion: Darío Mascambroni
Intérpretes: Valentino Rossi, Jorge Rossi, Eva Torres
Fotografía: Nadir Medina
Música: Jorge Nazar, Gerónimo Piazza
Edición: Lucía Torres, Darío Mascambroni
Duración: 61 minutos

por Diego Maté

El Bafici fue la principal plataforma de lanzamiento del cine argentino nuevo, incluido el cordobés, que ya es casi una cita obligada (y esperada) en cada nueva edición. Primero enero acompaña a un padre y un hijo en un viaje a la casa de vacaciones familiar. Un divorcio los obliga a vender la propiedad y la visita resulta ser una despedida. El padre organiza las actividades, regula las horas, dirige; el hijo se adapta como puede, pero también sabe rebelarse. Esos conflictos, aunque tenues, parecen conmover el paisaje calmo que los rodea. Entre los dos se genera una competencia secreta de astucias y saberes en la que uno y otro tratan de desestabilizar al contrincante. (más…)


El teorema de Santiago

Año: 2015
Origen: Argentina
Dirección: Ignacio Masllorens, Estanislao Buisel
Guion: Ignacio Masllorens, Estanislao Buisel
Fotografía: Ignacio Masllorens, Sofía Sarasola, Estanislao Buisel, Agustín Mendilaharzu, Juan Herrera, Agustín Godoy
Música: Claude Debussy, Pierre-Max Dubois, Georg Philipp Telemann
Edición: Ignacio Masllorens, Estanislao Buisel
Duración: 96 minutos

por Diego Maté

El documental de Buisel y Masllorens registra el proceso creativo y la filmación de El cielo del centauro, que marcó el regreso al cine argentino de Hugo Santiago. Los directores renuncian a ilustrar meramente la producción y juegan con los materiales disponibles, que incluyen papeles, mapas, imágenes del rodaje y hasta mails. Santiago demuestra ser un obsesivo de la escritura y la planificación, un dictador encantador que tiraniza a todos hasta conseguir lo que se propone. (más…)


Fragmentado (Split)

Año: 2016
Origen: Estados Unidos
Dirección: M. Night Shyamalan
Guion: M. Night Shyamalan
Intérpretes: James McAvoy, Anya Taylor Joy, Betty Buckley, Jessica Sula, Haley Lu Richardson
Fotografía: Mike Gioulakis
Música: West Dylan Thordson
Edición: Luke Franco Ciarrocchi
Duración: 117 minutos

por Diego Maté

Shyamalan es un buen director con un problema: suele tomarse demasiado en serio a sí mismo. Fragmentado, felizmente, pertenece al grupo de sus películas ligeras, festivas, donde la complejidad no viene a sostener ningún comentario altisonante sobre el mundo. La película se ríe por lo bajo de su propia premisa: una terapeuta cree que los desórdenes de personalidad, lejos de constituir una patología, suponen una ventaja adaptativa de los sujetos al entorno, y que su manifestación puede conducir incluso a modificaciones de orden biológico. La terapeuta formula su hipótesis después de haber conocido a Kevin, un paciente que registra una veintena de personalidades diferentes. Las personalidades se interrelacionan creando una jerarquía interna que desplaza a Kevin, como si varios sujetos fueran tomando alternativamente el control de su cuerpo. La terapeuta interactúa con Kevin (o con lo que queda de él) y cree descubrir a una de las personalidades haciéndose pasar por otra: en esos momentos, la película toma la forma de algo así como un relato de misterio psicológico, como si hubiera que buscar las huellas de un crimen psíquico. Freud jugando al detective. (más…)


El Oscar y las listas de ganadores de Cinemarama

Llega el Oscar y todos tenemos nuestras listas, mentales o escritas, de ganadores y premiados. Los que hacemos Cinemarama no íbamos a perdernos de hacer las nuestras. Lo que sigue es un pronóstico, los títulos y nombres que creemos que van a hacerse con una estatuilla esta noche. Pero como en cualquier lista se interpone la propia sensibilidad, es posible que en muchos casos el deseo nos haya traicionado y que hayamos incluido los premios que, aunque improbables, nos gustaría ver entregarse. En cualquier caso, en muy pocas horas sabremos quién ganó y quién no, y las listas de abajo quedarán como testimonio de nuestra buena intuición, de nuestras pobres dotes para la adivinación, o simplemente como un mapa abreviado de nuestras pasiones. (más…)


Fences

Fences - c i n e m a r a m aAño: 2016
Origen: Estados Unidos
Dirección: Denzel Washington
Guion: August Wilson
Intérpretes: Denzel Washington, Viola Davis, Stephen Henderson, Jovan Adepo, Mykelti Williamson
Fotografía: Charlotte Bruus Christensen
Música: Marcelo Zarvos
Edición: Hughes Winborne
Duración: 139 minutos

por Diego Maté

Tablas. Durante mucho tiempo, la crítica liquidó el análisis de algunas películas amparándose en su presunta teatralidad: “Es teatro filmado”, “es muy teatral”, y listo, como si la sola evocación de la etiqueta viniera a reemplazar la argumentación. Ya en los 50, André Bazin había abogado por un “cine impuro”, es decir, sostenía que el cine podía apropiarse creativamente de otras artes y lenguajes, como la literatura o, justamente, el teatro. Para Bazin no tenía sentido exigirle cartas de pureza al cine: algunas de las mejores películas de su tiempo, desde La loba hasta Diario de un cura rural, se servían con inteligencia de recursos extracinematográficos. La propuesta sirve para comprender mejor el cine del presente: las películas de Matías Piñeiro, tal vez lo más interesante que haya dado la cinematografía argentina post-NCA, también se valen (y cómo) de recursos teatrales. El punto es que toda esta búsqueda de recursos expresivos que remitan vagamente al teatro no tiene sentido porque la utilización de esos recursos no supone ningún problema, ninguna “contaminación” de no se sabe qué esencia. Tal vez el asunto haya sido mal planteado desde el comienzo: por ahí el meollo de toda la cuestión está simplemente en las películas que hacen un mal teatro. (más…)


La llegada (Arrival)

La llegada (Arrival) - c i n e m a r a m aAño: 2016
Origen: Estados Unidos
Dirección: Denis Villeneuve
Guion: Eric Heisserer
Intérpretes: Amy Adams, Jeremy Renner, Forest Whitaker, Michael Stuhlbarg
Fotografía: Bradford Young
Música: Jóhann Jóhannsson
Edición: Joe Walker
Duración: 116 minutos

por Diego Maté

Hay directores que no confían demasiado en los mundos que crean y entonces diseñan los relatos con el fin de balancear la debilidad de la ficción. El caso más obvio es el de Christopher Nolan, especialista en filmar películas que funcionan en verdad como juguetes narrativos. A Denis Villeneuve le pasa algo similar. La llegada es un caso singular: la película presenta un universo robusto, con buenos personajes y un conflicto cautivante que el relato se encarga de anular para poner de relieve un giro narrativo, una simple vuelta de tuerca. Un prólogo de aires malickianos deja lugar a la historia de Louise e Ian, una lingüista y un físico que deben hacer contacto con los habitantes de una nave espacial y encontrar una manera de comunicarse con ellos. Es de temer que los dos funcionen como alegorías epistemológicas, ciencias humanísticas versus ciencias duras, pero el guion los provee con el suficiente espesor como para existir más allá de ese contraste. (más…)