Entrevista a Agustina González Bonorino, codirectora de “El corte”

El corte, dirigida por Agustina Gonzalez Bonorino y Regina Braunstein, se estrenó la semana pasada y podrá verse hasta el 6 de junio en el cine Gaumont.

por Andrés Brandariz

¿De qué va El corte?

La película es una historia coral que presenta a tres familias en distintas situaciones dentro del mismo barrio. Todas sufren un corte de luz extendido y, eventualmente, también se quedan sin agua. Los negocios quedan desabastecidos, el barrio queda sin medios de transporte y sin recolección de basura. Todo empieza a funcionar mal e indefectiblemente eso produce una alteración en la convivencia de los vecinos, generando una escalada de tensión.

El corte está codirigida por Regina Braunstein y por vos. ¿Cómo fue la experiencia?

Buenísima. Yo me sentí muy cómoda, nos complementamos mucho. Regi tenía el deseo de trabajar con los actores, que era lo que más miedo me daba. A mí siempre me gustó el trato con el equipo, la técnica, la imagen. Todo fue muy consensuado. A la hora del rodaje, decidíamos todo juntas mirando el monitor. Fue muy armonioso.

La película se produjo en la Carrera de Diseño de Imagen & Sonido de la FADU-UBA, llegó a las salas sin haber sido producida por el INCAA ¿Cómo se originó?

La película filmó en el marco del Nivel 3 de la cátedra Blanco de Diseño Audiovisual, a la cual me siento en el deber de reconocer. Nuestra tutora, Magalí Bayon, hizo un seguimiento muy dedicado de nuestro trabajo, incluso haciéndose tiempo durante el verano para ir a ver los cortes del montaje a nuestras casas. Luego me ofrecieron un espacio como ayudante, por el cual me siento muy agradecida. Fue un trabajo universitario, no una tesis, se filmó durante la cursada. Partió de una propuesta de la cátedra: realizar una pieza audiovisual de cuarenta y cinco minutos para que atravesáramos la experiencia de filmar durante al menos siete días corridos, planteando un producto más grande que los cortos que comúnmente se realizan en la universidad. Filmamos a lo largo de veinticuatro jornadas. Tuvimos que respetar los tiempos y las pautas de la cátedra para escribir el guion, rodar y entregar un primer corte de montaje en marzo de 2015. Más tarde se sumó gente que se ocupó de hacer ajustes en el sonido y en la corrección de color. Se volvió a trabajar el diseño gráfico y en la secuencia de títulos con nuevo material de archivo, periodístico y propio. Se sacaron once escenas y en noviembre de 2017 cerramos la versión final, con una duración de una hora y siete minutos. El único material que se sumó fue de archivo.

¿Cómo hicieron para que El corte pudiera estrenarse?

Eso se debe al manejo de Andrea Meza, la productora ejecutiva, quien se puso en contacto con un amigo suyo, que es distribuidor. Le gustó la película, se sumó como coproductor y junto con Andrea se encargaron de mover el proyecto para que llegara a las salas. Los catorce estudiantes que aportamos el dinero para hacer la película quedamos conformados como parte de una productora simbólica, Allamanda.

Partiendo de la base de que es una película coral, El corte no tiene una estructura dramática convencional. Hay una pauta interesante: el relato está dividido de acuerdo a los días que dura el corte. ¿Cómo encararon esta estructura a la hora de plantear el guion?

Queríamos narrar cuánto tiempo transcurría en ese corte de luz. Lo de las placas fue una decisión tomada en el montaje: había varias cuestiones que hacían que este paso del tiempo no se reflejara y terminamos decidiéndonos por las placas. Sí teníamos pautado el paso del tiempo mientras escribíamos el guion, pero no pensábamos manifestarlo explícitamente hasta que decidimos incluir las placas.

Con respecto al relato coral, ¿comenzaron con una historia o siempre tuvieron en claro que iban a ser varias?

Yo comencé el trabajo con una inquietud más social, mientras que Regina quería trabajar una historia coral. Fue un deseo desde el principio, a partir de las inquietudes que teníamos antes de empezar. En la escritura, utilizamos cada historia para aportar una temática y un clima. No podés hablar de paranoia sin mostrarle al espectador cómo vive las cosas uno y cómo las interpreta el otro.

La película plantea, con la desaparición de la electricidad y el agua corriente, una situación de regresión a una época primitiva, una situación casi de western en la que todo queda a merced de las tensiones entre los personajes en un territorio sin reglas. Incluso hay una iconografía que se podría vincular con el género en las amplias calles del barrio.

La trama se construyó a partir de su secuencia final, en la que esa violencia termina de desatarse. Sin entrar en más detalles, la idea provino de una inquietud sobre la violencia social: qué la genera, cuáles son sus causas y cómo afecta, especialmente, a una pequeña comunidad donde todos se conocen como lo es el barrio del conurbano donde transcurre la acción. Yo viví toda mi vida allá y la mayor parte del equipo también. Entendíamos el lugar y a los personajes. Ese paisaje que mencionás responde al del conurbano: hay más vereda, más calles, más distancia entre una casa y la otra. En el microcentro todo se vuelve más anónimo, hay mucha gente circulando que nunca se conoce.

Ese barrio tiene a los personajes encerrados, aunque eventualmente podrían irse de ahí. Es un encierro a cielo abierto.

Sí, siempre quisimos tomar el tema del aislamiento. Cuando uno se siente vulnerable, se aísla para asegurarse. Eso se nota sobre todo en el personaje de Carmen, la mamá de Matías. Hay un contexto que oprime y genera tensiones interpersonales que se transforman en miedo, discriminación, paranoia. Estas cuestiones envuelven a los personajes, los encierran.

Tratándose de una película en la cual en la mayor parte del tiempo la luz artificial está ausente, ¿cuál encararon desde la propuesta de fotografía para iluminar en esos interiores?

Yo utilicé referencias de pintura del Barroco, donde hay marcos de oscuridad, generando recortes en el encuadre con zonas de luz y sombra para transmitir este encierro; sobre todo en la trama de Julia y de su hermano, que son los que más oprimidos están. Hace calor, transpiran. La trama de Julia tuvo una intención distinta, es la que más permitió contar el corte de luz. Hay ahí un énfasis en el calor y la transpiración. En cambio, el espacio de Matías tiene una luz exterior que ingresa de la noche, con una luz más fría, luce más fresco. A él el contexto no lo oprime de la misma forma.

¿En qué sentís que El corte es una película que habla de la actualidad, del presente?

No es tan importante que uno responda a su presente, pero sí cuando lo que uno intenta generar tiene que ver con lo propio. Si bien fue la idea de la secuencia final la que originó el proyecto, y lo que ocurre ahí era un tema de agenda en el momento en el que la película se realizó, la película se volvió contemporánea porque las realidades que cuenta existen ahora y existían hace mucho tiempo. Los cortes de luz, cuando yo era chica, eran programados. Lo que ahora sucede es que la electricidad tiene una importancia mayor para todos. Cuando escribimos El corte, tenía que ver con las situaciones que oprimen a las personas, por parte del Estado o de las instituciones que tendrían que velar por sus vidas.

El sistema ofrece una estructura que, en cuanto se retira dejando a estos personajes abandonados a su suerte, se revela como un mecanismo de contención muy frágil

Hay una sumatoria de cosas. Si solo fuera un corte de luz y hubiera respuesta, sería una cosa. Pero no hay respuesta y se suman otros problemas: dejan de pasar los transportes, no hay agua, no hay luz. A eso se le suma la falta de control, que convierte todo en tensión, en opresión. Si nada funciona es una injusticia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s