“Music for People in Trouble”, de Susanne Sundfør

Intérprete: Susanne Sundfør
Disco: Music for People in Trouble
Fecha de edición: 8 de septiembre
Sello: Bella Union
Músicos: Susanne Sundfør (voz, piano, guitarra acústica, sintetizadores), Jørgen Træen (contrabajo, sintetizadores, guitarra eléctrica), John Grant (voz), Jesse Chandler (flauta, clarinete), Jon Balke (piano), Gard Nilssen (batería, percusión), Frans Petter Eldh (contrabajo), Greg Leisz (guitarra steel), André Roligheten (saxo), Megan Kovacs (kankles), Erik Johan Bringsvor (guitarra acústica)

por Patricio Durán

Madera noruega. De entrada, Susanne deja en claro que Music for People in Trouble, su nuevo disco, es desolador. Insiste por momentos con la temática de su trabajo anterior, Ten Love Songs (2015), en el que prácticamente postulababa el fin del amor y la derrota de todos los que creían en él. Le añade, además, un sentimiento de vacío existencial: “Un nacimiento insignificante, polvo de estrellas en el universo, eso es todo lo que valgo”, canta en “Mantra”, el tema que abre el álbum.

Lo que cambia respecto del disco anterior es que desaparecen todos los rastros de ese sonido pop ochentoso, esas explosiones bailables de canciones como “Accelerate”, “Fade Away” o “Kamikaze”, ahora la cantante noruega nos trae melodías cercanas al folk, casi siempre acústicas, lánguidas y tristes. Pero la tristeza pocas veces fue tan hermosa como en manos de Sundfør.

“Undercover” podría ser la onceava canción de amor. El tema, que fue lanzado como adelanto, es una de las baladas típicas de Susanne, ella y su piano cuentan como una relación fracasa una vez más. La guitarra slide se luce mientras el tema termina en un crescendo que Sundfør logra gracias a capas y capas de su propia voz. “Bedtime Story” va por ese camino, en este caso lo que se luce un clarinete que aparece cada vez que Susanne deja de cantar.

El disco tiene también un costado experimental. Varias canciones tienen un agregado, un desvío, un outro o una coda. Tenemos los delicados solos de guitarra que cierran “Mantra” o “Reincarnation”. También aparece el pequeño tramo jazzero al final de “Good Luck, Bad Luck”, o las extrañas voces y los extraños sonidos que crean paisajes sonoros por momentos reminiscentes a Pink Floyd o al krautrock de “The Sound of War” y de “Music for People in Trouble”.

En “No One Believes in Love Anymore” (nada de eufemismos acá) y “The Golden Age”, aparecen más variantes instrumentales, un largo solo de flauta cierra la primera mientras que en la segunda se cruzan el piano y unos hipnóticos teclados cristalinos.

Pero el disco termina de forma esperanzadora. Con John Grant como invitado (cantautor estadounidense conocido especialmente por sus canciones “GMF” y “Pale Green Ghosts”), “Mountaineers” arranca con la voz profunda de John cantando casi a capella una melodía chata hasta que Susanne se apropia de la melodía y termina elevando su voz triunfal entre un coro y un órgano eclesiástico: “Atravesaremos tus muros, imparables”.

Susanne Sundfør, en su mejor momento, nos regala un trabajo sofisticado e inspirado que seguramente integrará varias listas de lo mejor del año.

Anuncios

Una respuesta

  1. Aw, this was an incredibly good post. Taking a few minutes and actual effort to make a good article… but what can I say… I hesitate a lot and don’t seem to get nearly anything done.
    sephora vib sale Blog http://www.sephora-coupon.com/category/sephora-vib-sale-blog

    septiembre 24, 2017 en 4:44 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s