Bafici 2016 – The Damned: Don’t You Wish That We Were Dead

Bafici 2016 - The Damned: Don’t You Wish That We Were Dead - c i n e m a r a m aThe Damned: Don’t You Wish That We Were Dead (Estados Unidos – 2015)
Panorama / Música

Dirección: Wes Orshoski
Guion: Wes Orshoski

por Patricio Durán

Este documental –dirigido por Wes Orshorki, quien hace unos años debutó con Lemmy–, viene a hacer justicia a su manera. Deja en claro que The Damned es la banda pionera del punk, al menos en el Reino Unido. Estuvieron ahí (un poco) antes que Sex Pistols y The Clash, hasta Mick Jones admite que mientras The Damned estaba grabando su primer álbum, ellos todavía no tenían un sello discográfico. The Damned: Don’t You Wish That We Were Dead ubica al grupo en el podio del punk inglés, junto a las dos bandas legendarias. También viene a decir que la banda excede el punk, que es mucho más que tres acordes y notas tocadas a toda velocidad. Ese costado arty comienza a mostrarlo en su tercer disco, Machine Gun Etiquette, de 1979, y termina de aparecer en 1980 con “Curtain Call”, una canción de diecisiete minutos que, según ellos, “parece prog”. Este sea probablemente uno de los gestos más valientes del punk, nutrirse del género contra el que se rebelaron en primer lugar.

La película se concentra, además, en las personalidades de los miembros de la banda, al menos de los más importantes: el introvertido cantante Dave Vanian, que llegó a la banda haciéndose pasar por cantante e impresionó a todos con su aspecto de vampiro. El baterista Rat Scabbies, que se jacta de ser quien comenzó la práctica de escupitajos en el punk. Y por último, el bajista devenido guitarrista Captain Sensible (Ray Burns), la figura más interesante del grupo, el de la vestimenta glam extravagante, el que es señalado durante el documental como el principal responsable del sonido de The Damned. La película nos deja anécdotas imperdibles, como la vez que Burns se fue llorando de un ensayo porque Rat decidió desintegrar la banda y terminó en un cine viendo una película de ABBA, o su relato extremadamente escatológico de cuando trabajaba limpiando baños.

Los miembros del grupo cuentan su propia historia, pero no son los únicos. Entre las figuras que desfilan hablando de la banda están Chrissie Hynde (rememora la prehistoria de The Damned, cuando tocaba con dos de ellos), Mick Jones, Duff McKagan, Nick Mason (que hace una divertida comparación entre el tiempo que tardaba la banda de Captain Sensible en grabar un tema: lo mismo que le llevaba a Pink Floyd solamente lograr el sonido de la batería) y Lemmy (amigo de toda la vida, hasta se dio el gusto de tocar con ellos).

En una banda con un pasado tan jugoso sobran las historias de separaciones, peleas, cambios de integrantes (especialmente de bajistas), retornos fallidos y retornos exitosos. Todo esto puede verse en el documental, junto a los registros que muestran la intensidad de sus presentaciones en vivo. Nunca lograron el éxito comercial (solo Captain Sensible, como solista durante los 80), pero la película comienza a hacer justicia sobre el reconocimiento que se merecen.

Bafici 2016 - The Damned: Don’t You Wish That We Were Dead - c i n e m a r a m a

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s