Bafici 2016 – Snacks: bocados de una revolución

Bafici 2016 - Snacks: bocados de una revolución - c i n e m a r a m aSnacks: bocados de una revolución (España – 2015)
Panorama / Comer y Beber

Dirección: Verónica Escuer, Cristina Jolonch
Guion: Verónica Escuer, Cristina Jolonch

por Diego Maté

La sensación que tiene el profano frente a Snacks: bocados de una revolución es la de ingresar a una épica ya gestada desde hace tiempo que no siempre se toma el trabajo de incluirlo en la historia. Ferran Adriá, El Bulli, Joan Roca, Juan Mari Arzak, parecen todos nombres de héroes y monumentos que balizan la desconocida (para nuestro personaje imaginario) historia de la cocina vasca contemporánea. La película escucha a sus entrevistados y respeta a rajatabla el formato de cabezas parlantes dejándole el protagonismo al tema. El discurso de los cocineros, que vuelve una y otra vez sobre la cuestión de la libertad para experimentar y romper los límites, choca en parte con el rigor de la puesta a cuatro manos de Escuer y Jolonch: ese elogio de la creatividad y la búsqueda de soluciones nuevas no podría aplicarse, por su parte, al documental. Pero ninguna película está obligada a replicar las propiedades de su objeto y, en última instancia, las directoras, respetando el modelo del documental tradicional, aprovechan notablemente los colores, los fondos y el registro de los lugares, imprimiéndole cierta sofisticación a la imagen. Los momentos en donde Snacks rompe en parte con la organización monocorde de los testimonios ocurren durante los recorridos por los restaurantes, por un lado, y cuando se muestran platos a la manera de obras, con sus nombres (títulos, en verdad) y respectivos ingredientes, por el otro. Para el que ignora los avatares de la cocina llamada de autor, algunos de esos platos aparecen revestidos de formas, mezclas y componentes que pueden resultar nuevos y sorprendentes, tales como pétalos de flor, plancton o humo, que los planos cercanos se encargan de relevar y presentar atendiendo a los detalles y a su singular conformación. Fuera de ciertas menciones a una genealogía posible de la nueva gastronomía vasca, la película no se ocupa demasiado de reponer la historia o el contexto que acompañan al movimiento; esa decisión señala que la película se dirige a un público en cierta medida conocedor, instruido. No importa, el lego puede entretenerse de todas maneras imaginando el olor y el sabor de esos platos de formas, texturas y colores tan raros, y recomponiendo la trama de los hechos desde la palabra encendida de los protagonistas.

Bafici 2016 - Snacks: bocados de una revolución - c i n e m a r a m a

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s