Mar del Plata 2015 – Love & Peace

Mar del Plata 2015 - Love & Peace - c i n e m a r a m aLove & Peace (Japón – 2015)
Panorama

Dirección: Sion Sono
Guion: Sion Sono
Intérpretes: Kumiko Aso, Motoki Fukami, Suidobashi, Hakase

por David Obarrio

Como siempre, ante cada película de Sono surge la pregunta, formulada con una perseverancia que nunca parecerá exagerada: ¿De dónde salió esto? O mejor todavía: ¿Qué es exactamente esto que estoy viendo? Si es cierto que el excéntrico director japonés tiene una predilección esmerada por los marginales –locos, desterrados, enfermos, tímidos incurables, heridos de toda laya, seres a los que el tejido social no alcanza de alguna manera a cobijar–, esta película presenta el caso extremo de un muchacho que solo tiene a su tortuguita a modo de confidente preferido y única compañía como uno más de esa galería. Igual que otras veces en sus películas, el carácter indiferente del mundo que rodea al protagonista opera como incentivo a un mayor grado de aislamiento y, consecuentemente, de radicalización de su conducta. El personaje alucina grotescamente con el rechazo de sus compañeros de oficina mientras anhela en secreto una vida glamorosa de estrella de rock. Un día lleva su mascota al trabajo y ante las burlas recibidas decide, en un ataque de furia, tirarla por el inodoro. El pequeño animal va a parar entonces a una especie de sumidero poblado de cosas perdidas o rechazadas, donde conviven gatos de carne y hueso con  muñecas rotas y osos de peluche. La sorpresa es que todos hablan entre sí y participan de pequeñas rencillas de desarrapados, olvidados o desechados por sus dueños, como en una especie de Toy Story de segundo orden. Quizá no sea necesario aclarar a esta altura que se trata de una de las comedias de Sono, que se desliza con toda la determinación del mundo hacia un extrañamiento radical mientras elude la particular dimensión de sordidez sobre la que suelen asentarse sus películas “serias”. De todos modos, un Sono siempre será un Sono; la tautología es pertinente para aludir adecuadamente a la naturaleza autoral de este hombre que filma con la regularidad de quien despacha chorizos en una parrilla al paso. La cantidad sorprendente de disparates felices que acumula Love & Peace (que refiere al título de una canción que el protagonista logra componer y se convierte en éxito absolutamente por equivocación) nos devuelve con un placer inesperado a un estado provisorio del cine donde cada escena parece conducir al espectador a esa pregunta inicial acerca de qué diablos es lo que desfila por la pantalla enfrente suyo. Los gags desgreñados de Sono, tantas veces ejecutados a los gritos y a través de morisquetas que llenan el encuadre con una tenacidad un poco cansadora, podrán ser más o menos inspirados; el exotismo de las situaciones, la acumulación de citas y la estridencia desvergonzada del tono general, más o menos eficaces. Lo que no se puede negar es que el japonés es algo así como un artista cabal de los mundos extraños, un especialista en golpes de efecto bajo cuya superficie lustrosa se esconde agazapada una cierta condición de horror insondable de lo que nos rodea.

Mar del Plata 2015 - Love & Peace - c i n e m a r a m a

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s