Mar del Plata 2015 – O futebol

Mar del Plata 2015 - O futebol - c i n e m a r a m aO futebol (Sergio Oksman – España – 2015)
Competencia Internacional

Dirección: Sergio Oksman
Guion: Sergio Oksman, Carlos Muguiro
Intérpretes: Simão Oksman, Sergio Oksman, Ailton Braga

por Elena Marina D’Aquila

El quinto largometraje del brasileño Sergio Oksman narra el reencuentro entre un padre y un hijo que no se ven hace más de veinte años. El regreso del hijo en cuestión –que es el propio Oskman– a Sao Paulo, su ciudad natal, coincide con el Mundial de Fútbol de 2014, que sirve solamente como telón de fondo para captar el surgimiento de lo inesperado dentro de una ficción completamente planeada que se vale de algunos recursos del documental para imprimirle una fuerte impronta de verdad a lo que estamos viendo. En este sentido, la película es un poco como el fútbol, un juego azaroso con reglas ya escritas previamente donde la acción sigue su curso hasta que algo sucede; hasta que un gol cambia el orden preestablecido, lo modifica y crea otro nuevo.

El fútbol al que hace referencia el título es el gran fuera de campo de esta película. Los partidos funcionan únicamente a modo de ubicación temporal, apenas se escuchan o se comentan brevemente, de hecho los protagonistas deciden pasar juntos ese período de tiempo, pero nunca van a la cancha y tampoco se acompañan para verlos por televisión. Las puestas de cámara nos incorporan como un personaje más dentro de la acción, sobre todo en las extensas escenas dentro del auto, como si estuviéramos siendo invitados a participar de la conversación o simplemente a ocupar el asiento trasero en silencio. El paso del tiempo se hace cada vez más palpable a través del uso exclusivo de planos fijos y de las pausas narrativas que construyen la reposada cadencia, una sensación de bienestar en el relato.

El cineasta que anteriormente nos acercó a las vidas de Al Lewis y de los Modlin se introduce en el sitio exacto en el que lo real muestra sus fisuras, utilizando todas las posibilidades que el lenguaje cinematográfico le ofrece para construir la propia realidad.  Su película se ubica en las antípodas de un sentimentalismo a flor de piel; Oksman elige contar a través de los silencios, de una puesta en escena que se ubica a cierta distancia, que mantiene una simetría determinada y de personajes desprovistos de cualquier rasgo de emoción.

La tensión entre el control de la puesta en escena –hay que destacar una composición de plano exquisita, en la que se observa a la izquierda del cuadro a una ambulancia llegando a un hospital y, a la derecha, el festejo de un gol de Brasil en un bar en una pantalla dividida a través de una pared– y la aparición del azar, de lo imprevisto que se cuela en la ficción, acentúan el efecto de verdad.

O futebol es, al fin y al cabo, un gran crucigrama de combinaciones infinitas como los que completaba Simao, de esos que le dan al espectador la libertad de escribir sus propias respuestas.

Mar del Plata 2015 - O futebol - c i n e m a r a m a

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s