Entrevista a Gabriel Lichtmann, por el estreno de “Cómo ganar enemigos”

Entrevista a Gabriel Lichtmann, por el estreno de

por Elena Marina D’Aquila

¿Cómo fue coescribir la película junto a tu mujer?

Ella siempre fue la primera lectora y crítica de mis guiones, y además compartimos el amor por los mismos libros y las mismas películas. Yo había escrito las primeras versiones de Cómo ganar enemigos solo, hasta que una mañana Vivi salió inspirada de la bañadera con la toalla arremolinada en la cabeza y me dio una devolución del guion que solucionaba varios de los problemas que yo hasta ese momento no había podido resolver. Para ese momento yo estaba tan cansado de reescribir la película que le pedí que por favor se encargara ella de modificarla, pero ella me respondió que no podía hacerlo sola, y nos pusimos manos a la obra y muy pronto tuvimos una versión que nos satisfizo. Fueron un par de meses lindos y laboriosos durante los cuales nos peleamos y nos reconciliamos muchas veces por escenas y diálogos en lugar de por ver quién llevaba a la nena a la clase de música.

¿Cuánto hay de vos en el personaje de Lucas?

A medida que pasa el tiempo, descubro mucho de él en mí, desde su manera de relacionarse con las mujeres hasta detalles mínimos como el morral que siempre lleva colgado y lo acompaña por todas partes, lo mismo que a mí. Además de eso, Lucas y yo compartimos el amor por los libros y el café, aunque él es fanático de la literatura policial y yo solo un lector circunstancial de ese tipo de literatura, soy más omnívoro en mis consumos literarios.

En los créditos finales agradecés a varios cineastas, entre ellos, Alfred Hitchcock…

Yo siempre digo que antes que director fui espectador, y por eso me parece justo reconocer a aquellos directores que marcaron mi formación cinéfila. Vértigo es una de las películas que más me impactó en la vida, todavía recuerdo cuando la vi por primera vez a los doce o trece en VHS en el living de la casa de mis viejos. En esa película y en Intriga Internacional se resume todo lo que me gusta de Hitchcock, desde su maestría para la puesta en escena, hasta su visión de la vida como una sucesión de acontecimientos arbitrarios y violentos a los que a veces podemos dotar de sentido (pero no siempre), y que pueden resultar cómicos o trágicos según desde dónde se los mire.

¿Cuáles fueron las dificultades que surgieron a la hora de encarar un género tan inusual en el cine argentino como la comedia policial?

El policial es un género que exige un rigor y una inteligencia superiores, y yo solo no me bastaba para eso. ¡Fueron necesarias dos personas para hacerlo! En cambio la comedia me sale fácil, supongo que es porque tiendo a reírme del lado trágico de la existencia. Es una buena forma de enfrentarse a ese absurdo de la vida del que te hablé.

Pasaron diez años desde tu primera película, ¿por qué te tomaste tanto tiempo para volver a filmar?

Es difícil hacer el tipo de cine que quiero hacer sin dinero ni las estrellas del star system local. Si yo hubiera hecho esto, es posible que me hubiera encontrado en una situación paradojal, porque muchas veces cuando aparecen los grandes presupuestos y los grandes nombres, las películas empiezan a perder identidad y, por lo tanto, dejan de ser el tipo de películas que me interesan. Como no soy un cineasta reconocido, Cómo ganar enemigos fue una producción difícil de financiar y por eso me tomó tanto tiempo volver a filmar. Ojalá pueda volver a hacerlo pronto, porque durante este rodaje descubrí la manera más rápida en la que yo puedo filmar un largometraje, y por lo tanto más barata, y espero que esto me ayude a hacer otra película en breve.

¿Cómo lograste ese equilibrio entre los códigos del policial clásico, el costumbrismo y la comedia?

¡No sé! Ese recorrido entre distintos géneros del que hablás es algo que me señalaron algunos críticos y algunos colegas y que yo no había notado. No fue una búsqueda consciente, escribí y filmé lo que me gusta y lo que me sale.

La comedia costumbrista y el policial son los géneros más consolidados en nuestro país. Tu película los une de alguna manera y tuvo su estreno de forma masiva. Sin embargo, yo la ubicaría en las antípodas del cine comercial local porque le escapa a las convenciones del policial hecho en Argentina con estrellas de renombre, diálogos que tienden a sonar artificiosos, cierta solemnidad, etc.  ¿Vos cómo la definirías?

A mí me gustan las obras que escapan a las definiciones y a las categorías, y que pueden dialogar tanto con el público masivo como con los intelectuales. Yo hice Cómo ganar enemigos sin cálculo ni estrategia, aspiré a realizar una película como las que me gusta ver, como las comedias de Woody Allen, que son libres y lúdicas; o como aquellas que se hacían en los primeros tiempos de la Nouvelle Vague, desprejuiciadas y experimentales pero siempre abiertas. Si tuviera que hacer una analogía musical, te diría que quise que fuera como una canción de David Bowie, que si bien podés tararearla, tiene giros inesperados que te desconciertan.

Además, al igual que en gran parte del cine norteamericano, el material de base en general es una novela y en tu caso no sucede eso, sino que es un guion original.

Me encantaría adaptar una novela, de hecho tengo el plan de hacer algo con Extraños en un tren, de Patricia Highsmith.

¿Estás trabajando en algún proyecto ahora?

Sí, tengo tres proyectos, dos los estoy escribiendo con Vivi y el tercero en colaboración con Adrián Garelik, un guionista y actor que conocí durante el rodaje de una serie que grabé a mitad de año. Los dos primeros son La buena vida y Fernando, la primera es una comedia policial que es un poco hija de Cómo ganar enemigos y la segunda, una película de ciencia ficción costumbrista. Mientras que el tercero, el que estoy trabajando con Adrián, es un policial algo más ortodoxo que transcurre en el mundo del arte.

Entrevista a Gabriel Lichtmann, por el estreno de

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s