Dossier Assayas – Los destinos sentimentales

Dossier Assayas - Los destinos sentimentales - c i n e m a r a m aLos destinos sentimentales (Les Destinées sentimentales – Francia – 2000)

Dirección: Olivier Assayas
Guion: Olivier Assayas, Jacques Fieschi
Intérpretes: Charles Berling, Emmanuelle Béart, Isabelle Huppert, Olivier Perrier, Mia Hansen-Løve, Julie Depardieu

por Aníbal Perotti

El alquimista. Assayas cambia de escala y ambición, abandona el cine de autor post-Nouvelle Vague y se embarca en un gran fresco histórico con la adaptación luminosa de una novela de Jacques Chardonne. Entre el melodrama seco y la saga en sordina, Los destinos sentimentales seduce por su sobria elegancia y por el talento del cineasta para evitar los lugares comunes de las películas de época. Como Las dos inglesas y el continente de François Truffaut, la película fusiona dos universos cinematográficos, el pasado y el contemporáneo, la literatura y el cine, el patrimonio cultural y la modernidad, para extraer lo mejor y reinventar la mirada.

La película narra la historia de una familia acaudalada durante un período de treinta años, con un anclaje socio cultural preciso que mezcla intimidad, trabajo y posición social. El cineasta concentra toda su energía en los destinos sentimentales entrelazados de los tres personajes principales: un pastor protestante, su esposa y la seductora Pauline. Más allá de una bella secuencia del baile que evoca al cine de Visconti, Assayas hace un film de cámara con escenas intimistas que exploran los rostros como paisajes emocionales. La excelente fotografía de Eric Gauthier, con tonos mate monocromáticos, busca obsesivamente, como el protagonista, un claro de luna sobrio y espléndido.

Los bellos diálogos nunca se imponen sobre el resto para convertirlo en un simple texto filmado. El cineasta es fiel al escritor en la expresión interior de sus sentimientos. Los temas de Chardonne son absolutamente contemporáneos: la tensión entre el arte y el comercio, entre el artesano y la industria, entre la economía local y la internacional. Las historias están puestas a prueba por el tiempo. Assayas habla de las inquietudes de su propio trabajo cuando un personaje evoca una taza como objeto usual y artístico al mismo tiempo, o cuando el protagonista busca un tipo de porcelana perfecta desafiando las contingencias financieras de su empresa. Los destinos sentimentales es una película sensible, inteligente y notablemente interpretada que introduce la sutil complejidad de la gran historia en la pequeña. Un trabajo hermoso, como la porcelana de marfil que crea el alquimista en la película.

Dossier Assayas - Los destinos sentimentales - c i n e m a r a m a

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s