BAFICI 2015 – American Interior

BAFICI 2015 - American InteriorAmerican Interior (Gran Bretaña – 2014)

Dirección: Gruff Rhys, Dylan Goch
Guion: Gruff Rhys, Dylan Goch

por Patricio Durán

Explorando al explorador. American Interior de Gruff Rhys es una película, sí, pero también es su cuarto disco solista, un libro y una aplicación para celulares. Estos fueron los diferentes lenguajes que Rhys eligió para dar a conocer lo poco que se sabe de la vida de John Evans, un explorador galés que dejó su tierra natal en 1790 y partió hacia Norteamérica en busca de una supuesta tribu de indios de habla galesa. El mito dice que el príncipe Madoc llegó de Gales a América en el año 1170 y allí se estableció.

Gruff Rhys había debutado en el cine en el 2010 con su extraño Separado! —que se estrenó en el Bafici 2011—, una especie de documental en el que recorre la Patagonia en busca del rastro de su tío lejano René Griffiths, un cantautor galés que dejó su país para venir a Sudamérica en los 60. El delirante viaje del músico estaba dirigido por Dylan Goch. En la película Gruff usa un casco de los Power Ranger para “teletransportarse” y toca en diferentes locaciones del sur argentino mientras pregunta por su tío perdido.

Para esta nueva película volvió a trabajar junto a Dylan Goch. En American Interior conviven el road trip con el documental, generalmente entre risas: “Me gusta porque es un tipo de humor que no se ve seguido”, dice un joven que acaba de salir de la presentación de Gruff Rhys. “No creo que sea solo humor”, agrega la novia, “Me parece que su búsqueda es auténtica”. Esta chica comprendió todo, el humor le sale naturalmente a Rhys, pero su investigación es legítima y bien en serio.

El músico contrató a un artista para diseñar un muñeco de John Evans en base a la moda de la época, y ese pequeño John Evans lo acompañó durante todo el viaje a lo largo del río Missouri. Rhys trazó el mismo recorrido que hizo el verdadero Evans y en cada lugar que se detenía intentaba averiguar algo conversando con los lugareños, revisando documentos de la época y hasta haciendo conjeturas. Son hilarantes los momentos en los que el muñeco de Evans se relaciona con la tecnología de hoy en día cuando envía mails a su Gales natal o un policía lo arresta y lo sube a un patrullero mientras le dice: “Tiene derecho a permanecer callado”. Pero el verdadero sentido del film es el doble compromiso de descubrir quién fue John Evans por un lado y darlo a conocer al mundo por otro. Se ve en todo esto cierto orgullo nacionalista: alguien proveniente de su pequeña tierra hizo algo grande y digno de ser contado. También hay datos interesantes sobre la época de la guerra de independencia de Estados Unidos y la manera en que vivían sus tribus indígenas.

Pero el film es, además de todo, musical. El último disco de Gruff hace de banda de sonido obvia e ideal, tanto las versiones del álbum como las que toca en vivo durante su viaje. Lo acompaña en algunas locaciones Kliph Scurlock, el baterista que recientemente fue despedido de The Flaming Lips y que mantiene una amistad con Rhys. En sus presentaciones no solo toca canciones sino que además explica, a través de una exposición de Power Point, quién fue Evans y qué cosas está tratando de averiguar.

Gruff Rhys lo hizo de nuevo, al igual que en Separado!, redondea una obra atractiva, entre los descubrimientos que hace de la vida de John Evans y sus epifanías personales.

BAFICI 2015 - American Interior

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s