BAFICI 2015 – Prison System 4614

BAFICI 2015 - Prison System 4614Prison System 4614 (Alemania – 2015)

Dirección: Jan Soldat
Guion: Jan Soldat

por Diego Maté

Gente que tortura gente. Si no se sabe nada de la película, el plano inicial, que muestra a un hombre asfixiando a otro esposado con una bolsa de plástico en una ducha, puede resultar shockeante. En realidad se trata de un comercio bien aceitado: la gente paga por una estadía de una semana en una pequeña cárcel regenteada por una pareja gay en la que se tortura y humilla a los visitantes de acuerdo con sus deseos. Los dos carceleros adoptan distintos roles y se dedican a cometer toda clase de flagelos sobre los cuerpos de sus clientes. En ese ambiente claustrofóbico, Jan Soldat observa a una distancia prudencial un ritual difícil de comprender: no se está frente a practicantes de un sadomasoquismo silvestre, sino a verdaderos gourmets del dolor que demandan una experiencia acorde a sus gustos refinados. Para ellos los padecimientos más convencionales no alcanzan, por eso acuden a la cárcel, para experimentar además un encierro prolongado y la privación de la propia libertad. El mundo es grande y extraño, parece decirnos la película, y por eso el cine que se asoma a sus bordes debe ser cauteloso. La lejanía que mantiene el director con sus entrevistados es fundamental para tratar de entender ese universo desconocido sin caer en un juicio precocido sobre lo que deben ser el placer y sus formas.

El de esta cárcel es, claro, un espacio con reglas particulares en el que no todos logran encontrarse a sí mismos. Uno de los visitantes, por ejemplo, abandona rápidamente el complejo luego de no soportar una sesión que incluye golpes con una tabla y descargas con una picana eléctrica. Como cualquier otro lugar de la sociedad, esta prisión hecha a medida retiene a muchos de sus visitantes mientras expulsa a otros. Un asistente de laboratorio de casi cuarenta años cuenta que es la tercera vez que asiste, y que lo hace como si fuera de vacaciones, para sacudirse un poco la rutina cotidiana. La pareja que maneja todo, por su parte, es de lo mejor de la película. Duermen juntos en una jaula y parecen dedicarle largas horas del día a la vigilancia y la tortura de sus huéspedes; trabajan tanto que no parecen desear otra cosa que la llegada del fin de semana para poder descansar. Viven en una pequeña ala del edificio que no desentona con el tono carcelario general, y en más de una ocasión se muestran cariñosos el uno con el otro. Prison System 4614 viene a continuar el trabajo de documentales anteriores del director en los que se observa el sadomasoquismo pero también el encierro y el dominio de unos sobre otros. El cine de Soldat va al encuentro de lo desconocido sin ofrecer ni prometer certezas de ningún tipo: pocas cosas hay más intolerables que el hecho de exhibir lo real en toda su ambigüedad.

BAFICI 2015 - Prison System 4614

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s