Dossier Asia Argento – Scarlet Diva

Dossier Asia Argento - Scarlet DivaScarlet Diva (Italia – 2000)

Dirección: Asia Argento
Guión: Asia Argento
Intérpretes: Asia Argento, Jean Shepard, Vera Gemma, Alessandro Villari

por David Obarrio

Una emoción color escarlata. Asia Argento no es una directora de cine, ni una actriz más o menos competente, hija de un director de cine y de una actriz. En todo caso, podrá ser ambas cosas, suficientemente publicitadas y acreditadas, pero sobre todo es un portento; un animal exótico criado en algún universo paralelo de la historia del cine. Scarlet Diva, su desembarco extraterrestre en la dirección, luce como una explosión insensata de colores chillones, de música, de incorrección política y de comicidad. La protagonista de la película es Anna Battista, una improbable actriz en el pináculo de su carrera. El comienzo de Scarlet Diva muestra un collage de entrevistas frenético, de notas de prensa y de declaraciones; todos quieren sacarle algo a la joven diva, la promesa del cine italiano hecha realidad que esboza sonrisas enigmáticas debajo del pelo negro azabache y la mirada desafiante. Enseguida, en unos de los giros sorpresivos que la película nos ofrece, la historia se bifurca, del mismo modo en el que estallan el tono y la banda de sonido, acaso para recordarnos, con una falta de pudor estremecedora, pero también con humor, que el cine puede ser un juego disparatado, un salto sin red en la conciencia del espectador menos desprevenido. Anna es interrumpida mientras tiene sexo violentamente con un negro que la dobla en tamaño cuando le golpean la puerta del trailer; su compañero huye acomodándose los pantalones y ella se encierra en el baño masturbándose con urgencia para terminar la tarea. Entonces, mediante un barrido de pantalla, nos encontramos con una Anna niña que es sorprendida en una faena análoga por su madre (Daria Nicolodi, madre auténtica de la directora), las piernas enrolladas alrededor de un oso de peluche. Enseguida se hace evidente que Argento no tiene entre manos una historia acerca de la fatuidad del estrellato, o de la locura inconducente del mundo del espectáculo, sino una comedia estrafalaria que tiene como eje la representación cinematográfica. Anna deambula de presentación en presentación, de una ciudad a otra. En París llega a la casa de su mejor amiga y la encuentra revuelta, y a su propia amiga desnuda, atada y golpeada. Anna la libera, vuelve el novio golpeador y les da una paliza a las dos; cuando Anna se repone los ve a los dos besándose apasionadamente y se escabulle de la casa. La aparición del novio dispara un recuerdo antiguo acerca de las dos amigas recorriendo alegremente distintos tugurios de la ciudad en busca de drogas y seduciendo con desparpajo a los dealers. Queda claro que la gracia violenta de la película reside en parte en la deriva constante, en el cambio de tono y en la falta de inhibiciones para exhibir con una empatía real los impulsos de los personajes. Pero además de eso, la asombrosa directora italiana parece todo el tiempo estar haciendo varias películas en una, o una sola película hecha con retazos, pequeños gags demenciales sobre el mundo del cine, melodrama, love story, comedia picaresca digna de Lando Buzzanca, fragmentos que estallan, parecen diluirse unos dentro de otros o se dedican a implosionar discretamente, al punto que a veces no podemos saber qué estamos viendo. Si nos distraemos un segundo no sabremos cómo Anna ha pasado de ser una devoradora de hombres a esa actriz ingenua que chilla mientras un productor inescrupuloso la corretea en pelotas por los pasillos del hotel. O esa mujer enamorada con desesperación de un cantante de rock envanecido (su banda parece un calco berreta de los extraordinarios Crime & The City Solution) que la ha abandonado y de quien lleva un hijo en el vientre. Anna Battista parece tener muchas caras, como son diversas las maneras de representarlas. Asia Argento ha hecho una película graciosa y violenta que se ve como un caleidoscopio defectuoso: cada escena parece remitir a un estado olvidado del cine en el que las imágenes nos devuelven el calor y el estremecimiento de una emoción perdida.

Dossier Asia Argento - Scarlet Diva

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s