Dossier Dolan – Laurence Anyways

Dossier Dolan - Laurence Anyways - c i n e m a r a m aLaurence Anyways (Canadá, Francia – 2012)

Dirección: Xavier Dolan
Guión: Xavier Dolan
Intérpretes: Melvil Poupaud, Suzanne Clément, Nathalie Baye

por Aníbal Perotti

Maquillaje para (re)encontrarse. Xavier Dolan absorbe influencias, corta, pega y consigue un estilo llamativo que mezcla dramas intensos con rupturas formales y una distancia irónica. Laurence Anyways es su proyecto más ambicioso: una historia de pasión desgarradora que destila, durante casi tres horas, una suerte de verdad que refleja la complejidad de su tiempo. Una película desconcertante en la que el director combina de un modo audaz el melodrama clásico con la fuga barroca, el gusto por el kitsch y los cortocircuitos narrativos potenciados por un flujo musical omnipresente que va desde “The Funeral Party” de The Cure hasta la quinta de Beethoven.

Laurence y Fred son una pareja desinhibida y alegre, amantes y amigos que se deleitan en la Montreal de comienzos de los años noventa. Pero un buen día Laurence le revela a su compañera que desea convertirse en mujer sin romper la relación. La pareja, que se asumía ingenuamente sin límites, intenta resolver esta situación inédita. Al principio ella acepta el desafío: lo ayuda a vestirse, le enseña a maquillarse y le compra una peluca. Él permanece fiel a su deseo, observa las miradas en la calle y soporta la tensa relación con su familia. Ellos se convierten felizmente en “ellas” hasta que todo estalla. Fred se da cuenta de que el nacimiento de la nueva mujer será a costa de su propio sacrificio. El movimiento de la película toma entonces la forma trágica de un amor imposible, una elegía que se extiende durante diez años de rupturas y retornos, una pasión condenada a un destino fantasmal.

Si bien la transexualidad es el detonante de la historia, Dolan se mantiene bien lejos de los clichés de la criatura perdida entre los sexos. El director agrega pequeñas historias que la corren del centro: una cuñada de aspecto rebelde y comportamiento burgués, un padre enfermo y ausente, o simplemente el aburrimiento de la vida conyugal. El cineasta demuestra que incluso en su fresco queer, la vida sigue ahí con un montón de problemas cotidianos. Dolan no se molesta en aclarar las motivaciones que empujan a Laurence hacia su transformación. Melvil Poupaud encuentra el tono justo, mantiene su voz de hombre y no sobrestima la femineidad. La fuerza provocadora de su personaje está en la capacidad para sacudir a su entorno, a su pareja y a su familia. Dolan vuelve a demostrar su habilidad para aprovechar al máximo a sus actrices. Suzanne Clément traduce la furia emocional y la complejidad psicológica de una mujer tironeada entre el profundo afecto por su amante y la incapacidad para manejar la transformación de su pareja. La sensibilidad en primer grado de la película se equilibra con escenas de una aparente superficialidad, momentos de verdadero deslumbramiento, instantes de puro placer cinematográfico: los primeros planos recurrentes de la fiesta en la que suena “Fade to Gray” del grupo Visage, o la marcha triunfal de nuestras heroínas mientras caen del cielo prendas de vestir coloridas en cámara lenta hacia el final de un recorrido que bien podría ser el viaje interior de un cineasta en busca de su identidad.

Dossier Dolan - Laurence Anyways - c i n e m a r a m a

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s