Bob Dylan – Shadows in the Night

Bob Dylan - Shadows in the Night - c i n e m a r a m aIntérprete: Bob Dylan
Disco: Shadows in the Night
Fecha de edición: 3 de febrero
Sello: Columbia
Músicos: Bob Dylan (voz), Tony Garnier (bajo), Donny Herron (pedal steel guitar), Charlie Sexton (guitarra), Stu Kimball (guitarra), George G. Receli (percusión)

por Patricio Durán

Hace unos meses apareció The Art of McCartney, un disco homenaje a Paul en el que varios artistas interpretaron sus canciones. Uno de ellos fue Bob Dylan, con una versión de “Things We Said Today”, y volvió a presentar esa voz aguardentosa, gastada, rasposa, desprolija y —sobre todo— desafinada de sus últimos trabajos. Para colmo, la versión era prácticamente idéntica a la de The Beatles y contrastaba con la voz nítida y clara de Paul. En esta versión, y en cierta medida en sus discos Together Through Life y Tempest, daba la sensación de que le costaba cantar y de que sufría haciéndolo.

Su nuevo álbum, Shadows in the Night, lo muestra en una faceta distinta. Abandona su punto más fuerte —la composición, el cantautor legendario e interminable— y se dedica a lo que sería, al menos según algunos, uno de sus puntos débiles: la interpretación. Bob homenajea a Frank Sinatra o, más bien, versiona algunas canciones que Sinatra hizo famosas. Porque lo que Dylan logra con este trabajo es un clima nocturno (ya desde el título), pero más cercano a Tom Waits que a Sinatra. Cambia la pompa y la elegancia de una noche de gala por sombría desazón y soledad. Es un disco íntimo, Dylan nos canta de cerca, nos susurra en el oído y su voz suena agradable. Sigue siendo rasposa y gastada, pero mucho más prolija de lo que estábamos acostumbrados. Notamos con esta obra que Bob puede afinar, simplemente a veces elige no hacerlo. Tan ocupado está en su voz que en este disco ni siquiera rasga su guitarra, todo lo demás que suena en Shadows in the Night está a cargo de otros.

La instrumentación acompaña el clima general del álbum. La función de la orquesta la cumple una pedal steel guitar (esas guitarras que se tocan con la técnica de slide, deslizando una barra de metal sobre las cuerdas) que se convierte en la esencia del disco, maravillosamente interpretada por Donny Herron. Además suenan guitarras acústicas, bajo, algunas intervenciones de delicada percusión y unos sutiles vientos. Jamás se sobrecargan las canciones, la participación de los instrumentos es la justa y necesaria.

Es un disco de standards: piezas clásicas como “I’m a Fool to Want You”, “Autumn Leaves” y “That Lucky Old Sun”, acostumbrados a escucharlas en voces como la de Sinatra, se transforman en la voz de Dylan. Hay un dejo de blues y americana (especialmente gracias al slide) en los temas del álbum. Por momentos también se acercan a una canción de cuna. Bob prueba con este nuevo trabajo que puede ser un intérprete tan acertado que hace que no extrañemos al compositor que escribió varias de las mejores canciones de la historia del rock.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s