Jason Lytle – House Show

Jason Lytle - House Show - c i n e m a r a m aIntérprete: Jason Lytle
Disco: House Show
Fecha de edición: 4 de diciembre

 

por Patricio Durán

Un show de entre casa. Jason Lytle editó un disco en vivo. Para saber de quién se trata podemos recurrir al cine. Hay una escena inolvidable en la película 28 Days Later (conocida acá como Exterminio): en una ciudad de Londres posapocalíptica los protagonistas entran a un supermercado y cumplen el deseo de muchos; toman lo que quieren de las góndolas, llenan los carritos, disfrutan, se ríen. Todo eso está musicalizado por Grandaddy con su canción “A.M. 180”, el hit juguetón que se convirtió en su único éxito masivo, a pesar de haber entregado discos tan valiosos como Under the Western Freeway (1997), Sumday (2006) y especialmente The Sophtware Slump (2000). Moldearon un sonido cercano a la neopsicodelia de The Flaming Lips y a la melancolía de Radiohead. Después de separarse en 2006, Jason Lytle —su cantante, guitarrista y tecladista— comenzó una irregular carrera solista.

A comienzos de 2014 Jason se mudó a Portland y a modo de fiesta de bienvenida ofreció un show para unos pocos afortunados el 17 de mayo. Hoy decidió editar aquel concierto y lo llamó House Show por su carácter casi privado y de entre casa. Jason se presentó a solas con un piano, una guitarra y algunos samples y recolectó canciones de sus discos solistas, de su vieja banda y algunas novedades.

Comienza con “El Caminos in the West” y “Saddest Vacant Lot in All the World”, ambas provenientes de Sumday, último disco de su vieja banda, y en el medio le dice a la gente que se sienta libre de charlar entre ellos, moverse o servirse snacks. Jason propone un show relajado, informal. Estas pequeñas charlas entre canciones ayudan al clima íntimo que pretende generar mientras va del piano a la guitarra y de la guitarra al piano.

Entre las canciones nuevas aparece “I Just Moved Here”. Jason, en su faceta de cantautor, dice: “Acabo de mudarme y ya no quiero vivir acá”, aunque entre risas aclara que las cosas mejoraron. Cuenta también que se inspiró en “Smile” la canción de la película Tiempos modernos de Chaplin para componer “This Is How It Always Starts” y hasta canta una parte de aquel tema con la letra que se agregó después para la versión de Nat King Cole en 1954.

Los mejores momentos del show aparecen con la historia de Jed: las dos canciones que hablan de un robot que construyeron, al que después de un tiempo dejaron de prestarle atención. Finalmente el androide abandonado se emborrachó hasta morir. Una mezcla deliciosa de ciencia ficción y nostalgia adorna tanto “Jed’s Other Poem (Beautiful Ground)” como “Jed the Humanoid” en versiones que recogen la desolación de las originales.

Con un ambiente honesto y placentero, House Show logra ser una particular muestra de la carrera de Jason, especialmente de sus puntos más altos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s