Mar del Plata 2014 – Matar a un hombre

Mar del Plata 2015 - Matar a un hombre - c i n e m a r a m aMatar a un hombre (Chile – 2014)

Dirección: Alejandro Fernández Almendras
Guion: Alejandro Fernández Almendras
Intérpretes: Daniel Candia, Daniel Antivilo, Alejandra Yáñez, Ariel Mateluna

por Diego Maté

La tercera película del chileno Alejandro Fernández Almendras narra una anécdota más bien trillada, una que sin problemas podría haber formado parte de esa especie de subgénero ya olvidado que fue el cine de venganza. Pero Matar a un hombre es otra cosa bien distinta. Al director parece interesarle explorar la degradación que puede llevar a alguien a asesinar a otra persona; esa observación ocurre bien lejos de las coordenadas narrativas habituales: acá no hay grandes conflictos morales o sociales, solo un padre de familia desesperado al que la película se cuida de no juzgar (es decir, tampoco lo justifica), y cuya interioridad nunca es reducida a un mero resumen psicológico. Al contrario, Almendras escruta desde lejos a sus protagonistas; el director no quiere explotar el drama de Jorge y sus seres queridos amenazados por un matón local sino observar a la distancia sus reacciones, cómo es que el ecosistema familiar es puesto en jaque y se desmorona lentamente. A los ánimos encendidos de las películas de venganza, Matar a un hombre opone una mirada serena y gélida bajo la cual todo parece cobrar un aire desapasionado, incluso cuando se cuenta el asalto que sufre Jorge al comienzo por un grupo de ladronzuelos del barrio comandados por un enorme y temible villano, una suerte de capanga lumpen que fija su indeleble estampa de maldad con apenas unos pocos segundos en plano. La película también esquiva la crítica contra las fuerzas del orden y la justicia: la inoperancia de la policía local y el destrato de una fiscal y de su secretaria son presentadas como escenas cotidianas de un barrio marginal y nunca llegan a conformar una denuncia sensacionalista. En cambio, Almendras dedica una buena cantidad de metraje a mostrar las dudas de Jorge, la torpeza con la que pone en práctica su plan, el miedo que siente a cada momento de su ejecución. Así, antes que sobre la justicia por mano propia o la exasperación que lleva a alguien a romper el pacto social más elemental, Matar a un hombre es la radiografía de un cuerpo que se acopla mal y a destiempo con las circunstancias, que conforme avanza el relato se muestra cada vez más derrotado y sin esperanzas y, sobre todo, que se va quedando solo, abandonado por aquellos a los que no pudo proteger y que parecen guardarle un silencioso rencor. Ese mapa de frustraciones, inseguridades y reproches callados, podría decirnos la película, solo puede ser cartografiado con un sistema de medición preciso y distante, casi quirúrgico, como el que emplea Almendras con sus planos milimétricos y de entomólogo.

Mar del Plata 2015 - Matar a un hombre - c i n e m a r a m a

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s