The Flaming Lips – With a Little Help From My Fwends

The Flaming Lips – With a Little Help From My Fwends - c i n e m a r a m aArtista: The Flaming Lips
Fecha de lanzamiento: 28 de octubre de 2014
Sello: Warner Bros.
Intérpretes: Wayne Coyne (voz, guitarra), Michael Ivins (teclados), Derek Brown (bajo), Steven Drozd (batería) e invitados.

por Patricio Durán

Hace cinco años fue The Dark Side of the Moon, el disco emblemático de Pink Floyd que los Flaming Lips versionaron. Ahora la banda se anima a otro histórico, el pico de la psicodelia beatle, el colorido y lisérgico Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band. Cuentan con innumerables invitados para este proyecto, el más resonante es Miley Cyrus, la estrella pop que ya tuvo varias apariciones en vivo junto a los Lips. Es difícil saber cuáles fueron los méritos de esta chica para este reconocimiento, probablemente se trate de otra extravagancia de Wayne Coyne. También aparecen, entre otros, Moby, My Morning Jacket, Phantogram, Julianna Barwick y Foxygen.

Si bien no hay cambios significativos en las canciones (melódica y armónicamente es casi siempre fiel al original), el disco está lleno de distorsión, deformaciones y variaciones en el tempo. Pocos de los invitados logran dejar su impronta en la canción que les toca. “She’s Leaving Home”, con la base electrónica y juguetona de Phantogram y la dulce voz de Julianna Barwick, se convierte en uno de los momentos más interesantes. Mientras que My Morning Jacket pasan casi desapercibidos en “Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band”, Foxygen le agrega glam a la reprise del mismo tema.

A pesar de su dudosa reputación artística y contra todos los pronósticos, Miley Cyrus no arruina nada. Colabora en dos de las canciones más representativas del disco, “Lucy in the Sky With Diamonds” (junto a Moby) y “A Day in the Life”, la única canción en la que se puede escuchar con claridad la voz de Coyne, que revive la nostalgia reflexiva con la que Lennon interpreta su parte. Cyrus se encarga del tramo del medio, convierte la redondita irrupción pop de Paul McCartney en un letargo atractivo, cantado casi con desidia, pero extrañamente atrayente.

Los Lips, con una pequeña ayudita de sus amigos, convierten la psicodelia sesentosa en psicodelia moderna. Redondean un homenaje digno y respetuoso de las canciones originales de los Beatles, pero que no le agrega demasiado a la obra. Las versiones de los fab four siempre terminan imponiéndose a pesar de la cantidad y la variedad de artistas involucrados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s