Genetics recrea The Lamb Lies Down on Broadway

Genetics recrea The Lamb Lies Down on Broadway - c i n e m a r a m aLugar: Teatro Coliseo
Fecha: 4 de octubre de 2014

por Patricio Durán

Alta fidelidad. Genetics está formado por ex miembros de Rael, una banda de rock progresivo del under de Buenos Aires de los 90, que en esa época ya hacía covers de Genesis y material propio. Con su nueva formación se convirtió exclusivamente en una banda tributo. Las bandas tributo son un fenómeno extraño. Es común ver en bares y otros recintos de Buenos Aires propuestas que van desde Los Beatles hasta Ricardo Arjona. Y lo que tenemos en estos casos son imitadores. Músicos anónimos de los que no nos interesa su propia versión, sino la recreación más fiel posible del original. No vamos a cuestionar el valor artístico de estos grupos; lo que ofrecen es la posibilidad de vivir una copia de un espectáculo muchas veces inaccesible, sea por distancia espacial o temporal. Vamos a trazar un paralelo con la música académica: los grandes artistas (y Arjona, aparentemente) son los compositores y sus obras quedaron como patrimonio de la humanidad para ser interpretadas tal como hoy se sigue interpretando una sinfonía de Beethoven.

Genetics eligió recrear el show más inaccesible de Genesis: The Lamb Lies Down on Broadway. El grupo inglés hizo este disco doble y conceptual en 1974, este tipo de trabajos empezaban a proliferar en el mundo progresivo. Relata la historia de Rael, un proto punk puertorriqueño que vive en Nueva York y sus periplos en un mundo surreal bajo la ciudad. Iba a ser el último trabajo de la banda con Peter Gabriel en sus filas. La gira consistió en una serie de unos cien shows en EEUU y Europa. Para estos conciertos, Genesis hizo una puesta en escena pretenciosa que incluía diapositivas, disfraces de Gabriel y hasta explosiones. No hay, salvo algunos escasos minutos, registro fílmico de estos shows. Esto convirtió a The Lamb… en algo casi mitológico

La tarea de Genetics era recuperar este concierto en base a fotos y testimonios de los que estuvieron ahí. Proyectaron las diapositivas y el cantante Ignacio Rodríguez Genta lució el maquillaje y la campera de cuero de Rael y hasta se animó al disfraz del “Slipperman”, uno de los personajes del disco, un ser deforme cubierto de bultos viscosos. Pero donde realmente lograron su cometido fue en la música. Sonaron como sonaba Genesis, cada uno en la piel del integrante que le corresponde. Hicieron el disco en su totalidad y revivieron la magia de Genesis por una noche. Pasaron por los climas más rockeros de “The Lamb Lies Down on Broadway” o “Back in New York City”, los sinfónico-progresivos como “In the Cage” y “The Colony of Slippermen” y los momentos más calmos como “The Carpet Crawlers” y la extrañamente sensual “The Lamia”. Para los bises, el cantante ironizó: “Sí, ahora vamos a tocar «Sussudio»”. Un chiste que sirve para marcar posición, para distanciarse del pop de Phil Collins y alinearse detrás del rock progresivo. Cerraron la noche con fieles versiones de “The Fountain of Salmacis”, “Firth of Fifth” y la emblemática “The Musical Box”, con el cantante caracterizado como un viejo, tal como solía hacer Peter Gabriel.

Llenaron el teatro Coliseo, tocaron durante dos horas y media en una noche para celebrar la música de Genesis, una de las bandas más importantes de los 70 y el verdadero protagonista del show. La banda lo sabía y el público lo sabía. Todo salió bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s