BAFICI 2014 – Mahjong

BAFICI 2014 - Mahjong - c i n e m a r a m aMahjong (Portugal – 2013)

Dirección: João Pedro Rodrigues, João Rui Guerra da Mata
Guión: João Pedro Rodrigues, João Rui Guerra da Mata
Intérpretes: João Rui Guerra da Mata, João Pedro Rodrigues, Anne Pham

por David Obarrio

La nueva película de Rodrigues y Guerra da Mata es una especie de noir excéntrico; un thriller del fin del mundo. No porque se desarrolle en una dimensión de espera estremecida, en la que el mundo despliega señales inequívocas de su desaparición inminente tal cual lo conocemos, sino porque esta, acaso, ya ha tenido lugar. Mahjong podría ser una continuación, o una derivación a escala reducida, de A última vez que vi Macau, el largo con el que se despacharon los directores en el año 2012. No se trata en esta oportunidad de la ex colonia portuguesa Macao sino, aparentemente, de un gran Barrio Chino situado en Lisboa el que sirve de escenario a la acción. Una larga subjetiva desde adentro de un auto recorre las calles vacías, bañadas por sombras ominosas y ráfagas indecisas de luz, que se encargan de establecer una zona ambigua, de intersección sutil entre el día y la noche. El auto pasa junto a una mujer de vestido dorado, ajustado al cuerpo como el de una femme fatale, que parece emerger de las sombras. Basta un segundo para advertir que esas piernas que asoman parecen no terminar nunca, como no terminan tampoco la perseverancia y determinación del protagonista: “Tengo que encontrarla aunque sea lo último que haga”, responde con voz metálica el conductor del auto cuando alguien le habla en el celular. Y cuelga. Está todo dicho, entonces; se trata de una búsqueda apremiante: una mujer misteriosa que se quiere hallar, una ciudad mecánica, sutilmente hostil, en la que nadie responde una pregunta ni está dispuesto a dar la menor indicación, ni siquiera a un hombre dispuesto a todo. El hombre abre la puerta de una habitación de hotel, apoya el arma en la mesa de luz y se deja el sombrero puesto; en la ventana del edificio de enfrente titila un aparato de televisión enorme en el que se habla chino. Entre medio de dos cortinas apenas abiertas, desde otra ventana, mira una cara; el plano se detiene un par de segundos que duran una eternidad: no es una cara humana la que se asoma, sino la de un maniquí. La cantidad de cosas que Rodrigues y Guerra da Mata inventan en cada escena es asombrosa. Habría que contarlas todas, pero hacerlo llevaría a describir toda la película. Mahjong está compuesta por cada una de esas cosas, esas ocurrencias que se disparan con desapego y precisión, casi segundo a segundo; como si el cine pudiera ser, todavía, un dispensario de novedades, de temblores, de sorpresas, de saltos al vacío. Una escena abre con un plano increíble de un conjunto compuesto por mariposas y picaflores de juguete que parecen orbitar hipnóticamente alrededor de un falso aspersor que surge en el césped de la vereda. El plano toma al hombre en un contrapicado, para mostrarlo luego atrapado admirando el artilugio, como si esperara obtener de allí una respuesta que lo ayude en su pesquisa. Más tarde, cree divisar a la mujer –¿la que está buscando, la misma que vio al pasar durante la noche, otra? No se sabe– entrando a un negocio de ropa desierto.  Pero una vez que está en el fondo del local se encuentra un maniquí de hombre que alguien ha decorado con una peluca de mujer de bucles rubios. Podemos seguir así todo el día. La forma thriller, para la película, es un tono, no una serie de peripecias; “thriller” significa que un cosquilleo recorre la espina dorsal, prácticamente en cada plano, y parece retrotraernos a esa instancia edénica (cada vez más lejana), en la que no reclamábamos verosimilitud, ni ejes cartesianos, ni transparencia, ni abrigo, ni redención. No pretendíamos que la pantalla nos diera cobijo, o que ordenara el mundo para poder entenderlo. Mahjong tiembla porque el mundo tiembla. Es insondable porque el mundo lo es.

BAFICI 2014 - Mahjong - c i n e m a r a m a

Anuncios

2 comentarios

  1. Salette Ramalho

    El barrio chino donde se filmó Mahjong se situa en Vila do Conde – no en Lisboa :)

    abril 17, 2014 en 7:12 am

    • Perfecta la aclaración. Gracias.

      abril 17, 2014 en 1:18 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s