BAFICI 2014 – Aimer, boire et chanter

BAFICI 2014 - Aimer, boire et chanter - c i n e m a r a m aAimer, boire et chanter (Francia – 2013)

Dirección: Alain Resnais
Guión: Laurent Herbiet
Intépretes: Sabine Azéma, Hippolyte Girardot, Caroline Silhol, Michel Vuillermoz

por Aníbal Perotti

La última película de Alain Resnais combina de un modo sublime la profundidad del tema elegido con un registro ligero, los pasos de comedia con la danza en torno a la muerte, el amor del cineasta por las convenciones del teatro y con el placer infinito por filmar a sus actores. La clave está en el montaje con fundidos encadenados e intertítulos que le permiten componer, de un modo fluido y perturbador, una gramática de la deconstrucción que trasciende el artificio.

Aimer, boire et chanter gira alrededor de un ausente: George Riley. La narración comienza con el anuncio de su muerte en seis meses por un cáncer devastador. Una vez lanzada la cuenta regresiva, los carteles de cambio de estación marcan el ritmo que nos acerca a la fecha fatal para el paciente. La película esquiva el costado dramático y deja a sus seis personajes a merced de los últimos caprichos de un George misterioso y seductor que nunca aparece en la pantalla. Ante un evento inesperado e inquietante, las parejas manifiestan una histeria generalizada. Al principio las mujeres parecen algo cursis pero luego revelan una sensualidad insospechada que lleva a la película hacia un ambiente de vodevil.

Como en Smoking No Smoking, el cineasta utiliza decorados que remiten a una cierta teatralidad: casas pintadas sobre largos telones, escenarios formados con césped y flores de plástico y un curioso animalito que asoma su hocico en el medio de la historia. Sin embargo, la película define el espacio de un modo plural: las escenas son al mismo tiempo realistas, teatralizadas y dibujadas, llegando al punto máximo de depuración cuando focaliza la atención en los rostros de los personajes. El fuera de campo crea el espectáculo de un mundo invisible. El cineasta trabaja el sonido con el mismo principio: mezcla las grabaciones en directo con un universo de sonidos simulados. La interpretación de todo el elenco es asombrosa. La intensidad y la distancia conjugadas en la actuación exaltan las emociones, que nunca parecen fingidas a pesar de la transparencia del procedimiento. En el cine de Resnais la verdadera realidad es interior.

BAFICI 2014 - Aimer, boire et chanter - c i n e m a r a m a

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s