BAFICI 2014 – São Silvestre

BAFICI 2014 - São Silvestre - c i n e m a r a m aSão Silvestre (Brasil – 2013)

Dirección: Lina Chamie
Guión: Lina Chamie
Intérpretes: Fernando Alves Pinto

por Karen Riveiro

São Silvestre es una maratón que se corre todas las vísperas de año nuevo en São Paulo, Brasil. También es el escenario elegido por este hermoso film de Lina Chamie, un mosaico de imágenes que incluye la carrera y a sus participantes, pero que también observa cuidadosamente la ciudad, los transeúntes, los vehículos. Específicamente, podría decirse que São Silvestre crea aquello que mira; que lo deforma y lo adapta a su propia maratón de climas, de sensaciones y incluso de géneros; todo bajo guía del sonido y la música.

A lo largo de los primeros minutos, la película sigue a uno de los corredores que entrena en las calles: los encuadres son casi surrealistas, con sombras y ángulos oblicuos que por momentos ofrecen la ilusión de dos zapatillas que circundan los bordes del planeta. El registro está supeditado a los pies; la cámara y la tierra laten a su ritmo y la respiración ofrece los compases de cada plano. Un cambio de perspectiva y de cadencia nos lleva hacia la gente en la calle, que nos ofrece –algunos sin saberlo– sus rostros distraídos, sus palabras inaudibles, sus sonrisas y saludos. Aún no comenzó la maratón, pero la gran avenida ya está en movimiento. Entonces, todo se vuelve una coreografía de miradas que la directora utiliza para crear un extraño clima de suspenso; casi como una invitación a buscar sospechosos o a descubrir secretos en la multitud. En cierto momento vemos a una fila doble de autos que pasa a través de la pantalla, hasta que el semáforo se pone en rojo y dos autos se detienen. El hombre en uno de los autos observa a la mujer del vehículo a la par, que sabe que él está allí y sin embargo no lo mira. La música acompaña la tensión, que ahora es casi romántica, hasta que finalmente y con no poco desencanto, los dos autos avanzan.

Una vez comenzada la maratón, los encuadres se vuelven mares de personas, y entonces es cuando São Silvestre opera un cambio de perspectiva no del todo fructífera. La película se enfoca cada vez más en uno de los corredores –el actor Fernando Alves Pinto, a quien se toma como protagonista a través de un primer plano muy cerrado– y junto con esa restricción de la perspectiva pierde mucho de su holgura, su esencia libre, escurridiza, su mirada ingeniosa y aventurera. La lluvia y la economía de gestos en su personaje le quitan algunas energías al final de este bellísimo documental que, sin embargo y para esa altura, es casi imposible de arruinar.

BAFICI 2014 - São Silvestre - c i n e m a r a m a

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s