BAFICI 2014 – Journey to the West

BAFICI 2014 - Journey to the West - c i n e m a r a m aJourney to the West (Taiwan – 2014)

Dirección: Tsai Ming-liang
Guión: Tsai Ming-liang
Intépretes: Lee Kang-sheng, Denis Lavant

por Aníbal Perotti

El cine de Tsi Ming Liang abre la ventana a un mundo alucinante en el que la realidad se destila en un oscuro ensueño. Pero en Journey to the West, el héroe sale al mundo real: un monje budista interpretado por el actor de todas sus películas, Lee Kang-sheng, abandona su retiro para descubrir el Oeste. Se trata de un caminante que se mueve al ritmo de las estrellas con su tradicional vestido naranja, la cabeza gacha y los ojos cerrados. La danza lenta, extraña y elegante del monje expande los ritmos de la ciudad y el carácter relativo pero determinante de cada trayectoria. Al principio parece inmóvil pero algunos segundos después notamos que se ha desplazado, desafiando nuestra percepción del tiempo como cuando observamos una puesta de sol.

En un emocionante cruce de culturas cinematográficas, Lee Kang Sheng encuentra en su camino a otro actor emblemático, Denis Lavant, cuyo rostro inmóvil lleno de cicatrices ocupa los primeros diez minutos de la película en primer plano con un encuadre ajustado. El rostro es una presencia intensa que se transforma en paisaje, la respiración del personaje influye discretamente en la nuestra. Si prestamos atención, en un plano de Tsai Ming Liang pasan más cosas que en uno de Titanes del Pacífico. Debemos buscar los pequeños acontecimientos en el cuadro, elegir dónde poner la mirada dentro del plano, hacer nuestro propio montaje. La imagen del cineasta de la soledad urbana y la desesperación moderna nunca ha sido tan sublime ni tan rica en detalles; Journey to the West  es un trabajo experimental de una belleza cautivante que sólo se puede apreciar en todo su esplendor, potencia y encanto en una sala de cine.

Journey to the West (Taiwan - 2014) Dirección: Tsai Ming-liang  Guión: Tsai Ming-liang Intépretes: Lee Kang-sheng, Denis Lavant

Anuncios

2 comentarios

  1. pablo

    Como hacer el comentario de un film que comienza con 10 larguisimos, inútiles y absolutamente innecesarios minutos con camara fija a un rostro en primer plano que se limita a respirar? solo puedo agregar que sabiendo que la tortura visual iba a durar 56 minutos, no lo dude ni un instante y como el 40% de la sala hizo, me retire a comer algo por ahí y de paso preservar mi salud mental para mas adelante sí disfrutar de un buen film…

    abril 13, 2014 en 7:58 pm

    • Respirar es bastante. La actividad humana primordial, te diría.

      abril 13, 2014 en 8:49 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s