BAFICI 2014 – The Joycean Society

BAFICI 2014 - The Joycean Society - c i n e m a r a m aThe Joycean Society (Bélgica – 2013)

Dirección: Dora García
Guión: Dora García

por Diego Maté

The Joycean Society es de esos documentales en los que el tema parece desbordar los límites de la película: el esquema visual ensayado por la española Dora García no alcanza a dar cuenta cabalmente del fenómeno que ocurre frente a la cámara, como si la puesta en escena siempre fuera por detrás de los hechos. La anécdota es la siguiente: un grupo de estudiosos de la obra de James Joyce se reúne semanalmente durante años para intentar desentrañar los significados escondidos del Finnegan’s Wake. Los especialistas resultan ser en su mayoría unos viejitos entrañables que adoptan un aire de seriedad y comicidad a la vez como restándole, quizás sin proponérselo, el hálito de gravedad que suele acompañar a cualquier palabra autorizada sobre la obra de Joyce (al comienzo, uno de los “socios” incluso critica el destino mayormente académico que tuvieron sus libros). Los pasajes leídos en voz alta son herméticos cuando no se está directamente frente a mensajes cifrados, y los participantes se embarcan en una labor interpretativa que rápidamente parece volverse un juego inverosímil: la manera en que se conectan las palabras y nombres del libro con datos históricos o saberes personales, muchas veces improbables, inclina el trabajo del grupo hacia un costado lúdico difícil de imaginar cuando se piensa en la obra del irlandés. Los integrantes de la Sociedad, la mayoría de ellos ancianos (hay unos jóvenes pero estos nunca tienen la palabra, al menos durante los poco más de cincuenta minutos que dura la película), crean un clima y una velocidad particulares con cada intervención: se toman su tiempo para hablar, para pronunciar cada palabra en un inglés impecable, para explicar en detalle el posible sentido de una de las tantas frases oscuras del libro. Pero la reunión de estos especialistas juguetones vale más por sí misma que por lo que el documental llega a agregar: la directora mueve la cámara de manera caótica sin capturar nada demasiado interesante; no es que haya planos libres que recorren a gusto el espacio, más bien parece que los realizadores no supieran bien qué mirar, y es por eso que, en el intento de captarlo todo a las apuradas, en realidad consiguen observar bastante poco. De vez en cuando el encuadre reproduce el típico plano de los documentales llamados de cabezas parlantes, y ahí por lo menos la imagen se alía con el testimonio de los entrevistados y sabemos quién es el que habla y cómo lo hace; el resto de la veces, la cámara solo deambula perdida por la escena, y el encanto de una posible (y desquiciada) interpretación acerca de una oración misteriosa queda reducido solo a una voz que suena desde el off.

BAFICI 2014 - The Joycean Society - c i n e m a r a m a

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s