Dossier Wong – Con ánimo de amar

Dossier Wong - Con ánimo de amar (In the Mood for Love) - C I N E M A R A M ACon ánimo de amar (In the Mood for Love – Hong-Kong – 2000)

Dirección: Wong Kar-wai
Guión: Wong Kar-wai
Intérpretes: Tony Leung, Maggie Cheung

por Diego Maté

En Con ánimo de amar, Wong Kar-wai lleva hasta niveles insospechados de sofisticación su dispositivo de padecimiento amoroso: Mo-wan y Li-zhen son vecinos que alquilan un departamentito uno al lado del otro, cada uno con sus respectivas parejas (que la cámara nunca mostrará). Ellos se conocen y cruzan por los pasillos atestados de gente o rozan en las escaleras que llevan a un pequeño restaurante instalado en la calle; en esos rincones un poco inmundos nace el deseo nunca consumado que habrá de alimentar todo el relato. Para refinar todavía más la pena de los amantes solitarios, la historia les propina un durísimo golpe del que no podrán recuperarse: parece ser que la esposa de Mo-wan tiene una aventura con el esposo de Li-zhen. Fiel a la mirada microscópica del director, el engaño es descubierto por los protagonistas gracias a la existencia de objetos en común que solo pueden haber procurado los propios cónyuges. De ahí en más, el vacío al que el hongkonés confina a sus personajes habrá de ser llenado con el deseo de ambos cada vez más intenso, avivado ahora por el hecho de ser víctimas de un mismo engaño. Pero los amantes de Wong resultan ser una criaturas dispuestas como pocas al dolor y la privación: cuando uno piensa que están a punto de lanzarse a los brazos del otro, en realidad comienzan a tratar de reconstruir (a imaginar) el primer acercamiento entre sus esposos. En ese simulacro de infidelidad no terminan nunca de acercarse entre ellos y tampoco alcanzan a mitigar la decepción amorosa. Wong Kar-wai, más que nunca, hace una película que constantemente pareciera aplicar un zoom; la cámara sigue a los personajes en su gestos mínimos, capta sus detalles más insignificantes y automáticos (y bellos: ver el bamboleo de las caderas de Maggie Cheung) y los somete a una lógica muy parecida a la del blow up fotográfico: los magnifica para verlos mejor, los aisla de su entorno natural para observarlos minuciosamente, para ver qué cosa de ese mundo puede revelar, por ejemplo, la imagen del cuello eternamente transpirado de Tony Leung. En ese acto de ensanchamiento, el calor (molesto, pegajoso) funciona como recordatorio de que los cuerpos, fatalmente, siguen estando allí; no importa qué tanto peleen contra sus impulsos los protagonistas, no importa si se juntan en un hotel a hurtadillas solo para conversar y terminar de escribir el relato de artes marciales de Mo-wan. Las altas temperaturas de la Hong-Kong de los 60 que Wong deja siempre fuera de campo vuelven todavía más difícil de acometer el pacto de amor casto que parecen haberse jurado los personajes.

Dossier Wong - Con ánimo de amar (In the Mood for Love) - C I N E M A R A M A

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s