Dossier Almodóvar – La mala educación

Dossier Almodóvar - La mala educación - C I N E M A R A M ALa mala educación (España – 2004)

Dirección: Pedro Almodóvar
Guión: Pedro Almodóvar
Intérpretes: Gael García Bernal, Fele Martinez, Daniel Giménez Cacho, Javier Cámara, Lluís Homar

por Diego Maté

El universo almodovariano, ya lejos de la risa chapucera de sus comienzos, se nutre del thriller y el film noir y los procesa a través de los colores chillones y artificiales (ahora más pastel) que el manchego supo convertir en su marca de estilo más característica. La manera en que la película concibe el relato y el mundo del espectáculo es en donde mejor se aprecia el giro de su cine: la historia se vuelve una seguidilla de revelaciones y vueltas de tuerca que resignifican constantemente la trama hasta dar con el efecto del cine dentro del cine que parece haber tenido tanto éxito en el público y la crítica. Pero el acto de hacer una película ya no tiene nada de la vitalidad, la fiesta o el desborde de, por ejemplo, la filmación de ¡Átame!: aquí todo es frío y cerebral, y la pasión por el arte se mezcla con timidez con el deseo por el cuerpo del otro, incluso las muy buenas actuaciones (sobre todo las de Gael García Bernal y Daniel Giménez Cacho) aparecen contenidas y regulando el estallido sentimental que era moneda corriente en las primeras películas del director. La crisis de identidad, el engaño a lo femme fatale y el abuso infantil se convierten en lugares de paso a través de los cuales se puede construir el recorrido genérico. No es que Almodóvar haya olvidado del todos sus inicios desbocados e inclasificables, solo que esta vez, justamente, su cine se ajusta por voluntad propia a los rigores del género, es decir, de buena gana se deja clasificar, empresa a la que se resistían monstruos de su obra pasada como Kika. En esa entrega, su cine gana en legibilidad y en diálogo con la historia grande de los géneros (están, entre muchas otras, Vértigo y Psicosis) pero pierde la virulencia y las explosiones de violencia y humor de los comienzos almodovarianos y, claro, su incomodidad. En ese sentido, La mala educación resulta un pulcro ejercicio de género que se abre camino a base de giros narrativos y de milimétricas irrupciones de sordidez, solo las necesarias para escandalizar a un espectador ocasional de su cine que no imagina que está frente al mismo director de Entre tinieblas.

Dossier Almodóvar - La mala educación - C I N E M A R A M A

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s