Dossier Petzold – Wolfsburg

Dossier Petzold - Wolfsburg - C I N E M A R A M AWolfsburg (Alemania – 2003)

Dirección: Christian Petzold
Guión: Christian Petzold
Intérpretes: Nina Hoss, Benno Fürmann

por Aníbal Perotti

Bajo la mirada de Petzold, Alemania es un país plagado de especuladores que no termina de liquidar los fantasmas de su pasado. La acción de su segunda película se sitúa de manera sugerente en la ciudad de Wolfsburg, donde la fábrica Volkswagen (que produjo el primer “coche del pueblo” a pedido de Hitler) instaló su casa central. El director posee un notable talento para revelar discretamente cómo la realidad del mundo contemporáneo resuena en mecanismos íntimos como la culpa y el deseo. La química que puede existir entre dos cuerpos se torna imposible a largo plazo en una sociedad dominada por el dinero, en la que todo individuo es más o menos deudor de otro. A pesar de su aparente frialdad, Wolfsburg es un drama profundamente emocional y complejo que elude los lugares comunes visuales con paisajes soleados, casi bucólicos. El drama contamina al mundo.

Philipp es un vendedor de autos que atropella a un chico en bicicleta por una ruta desierta mientras discute por celular con su novia. El conductor primero se detiene, luego huye y no es descubierto. El niño muere y el asesino intenta redimirse haciéndole favores (y seduciendo) a Laura, su madre. El accidente automovilístico (un elemento recurrente en las películas del director) quiebra la lógica cerrada con la que el capitalismo moderno controla los movimientos de los hombres. Las diferencias de clase parecen evidentes: Laura es operaria en un depósito de comestibles y Philipp tiene una posición acomodada, aunque depende de su jefe y su novia, dos hermanos millonarios. En realidad, Philipp no pertenece a ninguna parte, está tironeado entre sus obligaciones sociales y su devoción enfermiza por Laura (interpretada de manera magistral por Nina Hoss, que a partir de esta película se convertirá en la musa del cineasta). Sobre la base de esta distancia existencial, Petzold hace una película en la que los autos y las superficies comerciales dicen más que las personas que las habitan.

Dossier Petzold - Wolfsburg - C I N E M A R A M A

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s