Resident Evil 5: la venganza (Resident Evil: Retribution)

Año: 2012
Origen: Alemania, Estados Unidos
Dirección: Paul W. S. Anderson
Guión: Paul W. S. Anderson
Intérpretes: Milla Jovovich, Michelle Rodríguez, Sienna Guillory, Kevin Durand
Fotografía: Glen Macpherson
Música: Tomandandy
Edición: Niven Howie
Duración: 95 minutos

por Diego Maté

El experimento. La primera secuencia de Resident Evil 5: la venganza viene a dejar en claro que el director Paul W. S. Anderson hace lo que quiere: se muestra, en cámara lenta y hacia atrás (las imágenes se proyectan al revés en el tiempo) una larga escena con disparos, aviones, misiles, explosiones y acrobacias, entre otros descalabros bélicos. Todo esto suena a lujo, a alarde que solo un cineasta maduro está en condiciones de lograr; sí, aunque les suene raro o les cueste aceptar la idea, lo que hay en Resident Evil 5 es el signo de una madurez, de una plenitud estética. No se trata de una obra maestra ni del mejor cine del mundo, pero sí de un buen cine, por momentos muy bueno incluso, que conoce sus limitaciones y explota al máximo sus posibilidades y, de paso, casi sin querer, dice alguna que otra cosa sobre la actualidad.

La madurez de Anderson se nota en el pulso a la hora de filmar (aunque “diseñar” sería más apropiado) la acción. Las proezas imposibles de Alice dan como resultado una coreografía que mezcla balas y una suerte de danza tecno, y los combates son un caos de movimientos y velocidades fruto de una planificación minuciosa de la escena. El director apuesta a frases y gestos hiperbólicos que cargan con una marcada autoconsciencia pero sin llegar al cancherismo, lo que le interesa a Anderson son esos movimientos artificiales y sintéticos, posibles solo dentro del universo de las películas de Resident Evil que, felizmente, siempre traicionaron la historia del videojuego para bien.

Ese regodeo en lo sintético está en el ADN mismo de la saga, y aparece tanto en la cuestión genética que es el telón de fondo del relato como en el contexto cada vez más paranoico y conspirativo que, por vía del exceso, parece reírse del discurso tan de moda que quiere venir a descubrirnos, en clave de denuncia, la vigilancia de los gobiernos y las corporaciones. Resident Evil 5 lleva todo a un límite del que no se vuelve o se vuelve distinto, necesariamente cambiado, como la nave que retorna de otra dimensión en Event Horizon (también dirigida por Anderson). Como los especialistas en los pasillos de la malvada Umbrella, Anderson diseña un cine a la manera de un científico loco, experimentando con pedazos de información genética provenientes de cuerpos cinematográficos tan disímiles como el terror, la acción o la ciencia-ficción. Un cine in vitro salvaje, que no le teme a los excesos y que, conforme pasa el tiempo, logra poner en práctica una ecuación particular: cada secuela de Resident Evil gira más sobre sí misma y refiere menos al videojuego, el mundo o las películas anteriores. Se trata, es verdad, de un experimento un poco monstruoso, como la Reina Roja, el programa de seguridad que toma el control de la corporación y quiere acabar con la humanidad: un cine autosuficiente, que se abastece con sus propios materiales, que cada vez aprovecha más la animación (porque lo digital, en estos casos, es eso: una técnica de animación), y depende menos de la realidad. Sorpresivamente, tomando como escenario una base subterránea y unas ciudades falsas, de laboratorio, el film se exhibe vital y enérgico, sin la abulia de los temas importantes, con la imagen y su plasticidad como único y verdadero centro. Películas como Resident Evil 5 nos recuerdan que el cine, además de sonido, siempre fue una cuestión de imagen.

3 comentarios

  1. María Kanellis

    Hola!

    Este señor Paul W. S. Anderson (hay que poner las iniciales del medio sino los fanáticos del otro Paul se exasperan) me deja a mitad de camino, o sea no sé si es un genio o si es un gran farsante, lo cual ya por ese sólo hecho merece mi respeto porque al menos te deja pensando, en ese sentido. De todos modos la película que más me gusta de él es su ópera prima “Shopping”, con un jovencisisimo Jude Law. Esta peli -RE 5- demuestra como una saga puede seguir utilizando la misma fórmula una y otra vez y funcionar, creo que por este rumbo el amigo podría hacer 5 películas más de estas sin problemas. Voy a decir un delirio, pero what hell, encuentro un paralelismo entre P.W.S. y Terrence Malick… ‘peren ‘peren no se ofusquen!, ambos prescinden de las narraciones (creo) y le dan más intensidad a las historias, claro está que en términos formales hay enormes diferencias (estílisticas por sobre todo) pero creo que cada uno en su zona de confort se nutre de elementos autonomos a las estructuras dramáticas.
    Ah, vi la última de Malick y si pueden tenerle paciencia a esa película, le pueden tener paciencia a cualquier cosa.

    Besos

    MK

    P.D.: Reconozco que soy una ignorante cibernetica pero no entendo como subir fotos por acá.

    octubre 12, 2012 en 7:36 am

  2. Hola María,

    Sí, efectivamente, lo que decís de este Anderson sobre su capacidad para prescindir de una narración es así, al menos en sus últimas películas. De otro director se estaría señalando y celebrando eso, pero como lo hace uno que filma tiros, explosiones y que es “pochoclero”, automáticamente la idea se convierte en un juicio negativo sobre la falta de historia o incluso de “contenido”. Mientras, mucha gente se está perdiendo a un cineasta muy interesante y que crece con cada película.

    saludos.

    octubre 12, 2012 en 9:34 am

  3. I’m extremely impressed ԝith youг writing talents as smartly as with the format to yoᥙr blog.
    Is thnat thіs a paid topic or ⅾid you modify it your sеⅼf?
    Either way stay սp the nice high quality
    writing, it’s uncommon to peer a ցreat blog lіke this оne today..

    julio 3, 2019 en 11:54 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s