Game of Thrones

Porque parece que cada vez más la gente ve, comenta y discute sobre series de televisión, en Cinemarama no nos hacemos los sotas y les traemos un texto que presenta, analiza y (más que nada) celebra de manera apasionada Game of Thrones, la nueva serie de HBO. No se lo pierdan.

por Laura Gehl

La pasión sin excepción. No le exijo demasiado a la televisión. Todos esos debates acerca de si la televisión basura se zarpa en culos, de si hay demasiados realitys, de entretenimiento versus cultura o formación versus deformación, me parecen una pelotudez que solo sirve para que algunos saquen chapa de pseudocultos y puedan decir: “No miro televisión hace diez años”. Yo miro televisión siempre, todos los días, y para más detalle todavía, miro televisión abierta porque no tengo cable. No es por snobismo, es por rata, no quiero pagar por algo a lo que accedo a través de Internet cuando quiero y como quiero. Por eso la televisión, para mí, en tanto medio y no formato es, la mayoría de las veces, un monitor. Y la televisión es, básicamente, ver series. Veo series y los partidos de River, y puedo prestarle la misma atención al programa de Viviana Canosa como a un documental sobre la reproducción de los calamares en Canal 7. O sea, miro cualquier cosa, lo que no quiere decir que disfrute de cualquier cosa. A veces, esa misma (o casi, generalizando grosso modo) televisión que coquetea con el barro nos ofrece verdaderas joyas, ahí están desde siempre Los Simpsons y The Sopranos, The Wire, Mad Men, y a ese panteón de la excelencia en capítulos de una hora va a entrar con paso firme Game of Thrones.

Hace unas cuantas semanas atrás leí a varios que hablaban fervorosamente de Game of Thrones, y como vivo colgada de una palmera pensé que era un videojuego, y como para mí los videojuegos se reducen al Tetris o PacMan no le dí importancia. Hasta que hace unos días descubrí que era una nueva serie de HBO. Aun así fui a Cuevana a ver de qué se trataba con más escepticismo que entusiasmo. La descripción no es gran cosa. Habla de “novelas medioevo-fantásticas”, “mundo ficticio medieval” y reinos y seres extraños, pero por otro lado vi que el protagonista era Sean Bean, que es el actor medieval por excelencia y a quien le creo absolutamente todo desde que me hizo llorar a moco tendido en la escena donde moría Boromir. Ahí fuimos (incluyo a mi marido en esta travesía apasionada) entonces, Cuevana de por medio, a ver el primer episodio –“Winter is Coming”– de Game of Thrones.

Las series tienen la particularidad de que pueden darse el lujo de desarrollar sus personajes con un tiempo y dedicación de los que el cine carece, lo que no necesariamente indica un mejor resultado, claro está, pero el tiempo a favor es un recurso importante si sabe usarse. Efectivamente Game of Thrones se ve medieval, pero el traslado es por pura iconografía, porque el mundo y los tiempos no son los nuestros. No puedo contar detalles sin que esto sea un spoiler gigante, pero hablemos de generalidades. El personaje de Bean, protagonista absoluto, es Lord Stark, amo de Winterfell, uno de los siete reinos que se extienden de un lado del Narrow Sea (del otro lado la cosa cambia drásticamente), tiene seis hijos –uno de ellos bastardo, dato que no será menor– y es lo que se podría decir un “amo” macanudo, pero al que no le tiembla la mano para rebanarle la cabeza a alguno que otro si así lo dispone la ley emanada por un Rey que morfa y toma más de lo que reina. En el primer episodio, el Rey viaja hacia Winterfell para visitar a su amigo Stark y proponerle ser su “Mano” (The Hand of the King). Yo sé que esto leído así es muy poco tentador, pero piensen que esa torpe descripción no representa más que unos pocos minutos del primer capítulo (se puede ver hasta el séptimo, serán diez en total).

En Game of Thrones el relato se diversifica como en pocas series (un poco atolondrado en la primera entrega, por la cantidad de personajes, pero esperen) y se abre siempre en orden de lo que se quiere contar, no existe la sensación de que se estira la historia porque va funcionando (Lost, teléfono). Y si bien hay un protagonista central, todos esos personajes que se iban presentado van cobrando espesor y complejidad capítulo a capítulo, préstenle atención al de la hija menor de Stark, al de la mujer, al de la Reina, a Daenerys (sí, todas mujeres; las mujeres son fortísimas en Game of Thrones), pero también a Tyrion, a Jon Snow, vean cómo crecen y evolucionan sutilmente. Los espacios están bien diferenciados; en los títulos iniciales se recorre un mapa (el mundo imaginario es Westeros). Se planea por los diferentes reinos, por las tierras de Khal Drogo, y resulta importante para dimensionar el paso del tiempo real en la serie: todo está dispuesto para que el espectador entre en ese mundo imaginario sin cuestionamientos, aunque no siempre se entienda qué pasa, dónde están unos y otros. Game of Thrones dispone una cantidad de información descomunal en cuentagotas, muestra de a poco, responde a su ritmo. Una pregunta formulada en un capítulo puede quedar flotando en el aire por varios más, hasta que el velo se corre. No es una serie de suspenso pero mantiene la cuerda tensa, sabe que puede esperar, que no necesita apurarse. Puede jugar con los personajes, ocultarlos para contar otra microhistoria y volver, desarrollar decenas de situaciones, cortar miles de cabezas por el camino, desnudar a mil mujeres. Game of Thrones es terriblemente sangrienta, no hay un solo capítulo donde no se mutile o decapite a alguien, el poder y la valentía se miden a fuerza de espada y no hay ningún prurito en despanzurrar a mujeres y niños en primeros planos; se le tiene que cortar la cabeza, bueno, se le corta, no hay regodeo, hay crudeza, naturalidad y realismo dentro del universo que propone. Es irreal, pero nunca deja de ser verosímil. De la misma manera, con la misma naturalidad (como ya lo hacían The Sopranos y The Wire, casi una marca de HBO) trata el sexo y la desnudez, libres y despojados, de manera adulta, y aunque no parezca, esto es algo que hay que agradecerle a ciertos productos televisivos.

Game of Thrones es una película de diez horas que no podemos dejar de ver. Game of Thrones sabe que al final de cada capítulo gritamos “¡Nnnooooo!” porque nos deja suspendidos, expectantes, deseosos. Sabe que tiene entre manos un producto increíble. Un producto que derrocha recursos, que tira la casa por la ventana con cada episodio. Es una serie apasionada que apasiona, y lo sabe, y lo construye. Ahora, sepan ustedes que el mundo se va a dividir entre los que vemos Game of Thrones y entre los que no, como si nos dividiera el Narrow Sea. Elijan de qué lado se van a quedar.

About these ads

28 comentarios

  1. Bazman

    Desde hace mucho tiempo, todo lo malo que hace Hollywood es compensado por las grandes series de televisión que se producen en EEUU. Muy buena idea la de Laura. Alguna vez se podrían mandar un dossier con las mejores series de los últimos años (yo voto Seinfeld y Lost).
    Saludos!

    junio 11, 2011 en 1:30 pm

  2. Bazman

    Y me olvidaba de Family Guy, que es mil veces superior a Los Simpsons!

    junio 11, 2011 en 1:32 pm

  3. Hoy es mejor que los Simpsons, si ponemos todas las temporadas de ambas series sobre la mesa Los Simpsons es mucho mejor. Además de contar a su favor el quiebre que le dieron al prime time donde una serie de animación no tenía el más mínimo lugar, en el año que Family Guy sale la cancha estaba mucho más allanada, sin contar los muchos “robos” que hizo Seth McFarlane a la serie que creo Groening.

    junio 11, 2011 en 2:46 pm

  4. Ya lo dijo Southpark: Los Simpsons ya lo hicieron… banco Family Guy igual, aunque no la vea demasiado.

    Bazman: te enojarías mucho con mi dossier porque no pondría a Lost nunca jamás de los jamases.

    ¿Ven Game of Thrones? (lo mío es casi una cruzada)

    Saludos.

    junio 11, 2011 en 8:45 pm

  5. Laura, casi no veo series, pero ya sabés que me hice fan de Mad Men gracias a tu temprana prédica, cuando recién había terminado la primera temporada.

    junio 12, 2011 en 12:32 pm

    • Sí, y no sabés lo contenta que me pone eso. Creo que vos te engancharías más con The Wire que con esta. The Wire ya terminó (son cinco temporadas de 13 episodios) y puedo decir que todas son geniales (a veces algunas series decaen cuando van pasando las temporadas), no es el caso de Mad Men ni el de The Wire (algunos capítulos podrían haber estado dirigidos por James Gray incluso), si no te engancho con esto, no te engancho con nada.

      junio 12, 2011 en 1:47 pm

  6. Julián Tonelli

    Las primeras primeras diez temporadas de Los Simpson, las primeras cinco temporadas de Saturday Night Live y Seinfeld son lo mejor de la televisión estadounidense en los últimos 40 o 50 años. Family Guy, Southpark… están bastante bien pero ni por asomo llegan a ese nivel.

    junio 12, 2011 en 4:21 pm

  7. Anibal

    Yo tampoco vi muchas mini series pero, ya que Julián habilitó los últimos 40 o 50 años, agrego:
    – Las dos temporadas de Twin Peaks
    – Los 5 episodios de Tiempo de gitanos de Kusturica
    – Okupas
    – Los 14 episodios de Berlin Alexanderplatz de Fassbinder
    – El decálogo de Kieslowski
    Entre los dibujos animados me quedo con La pantera rosa.

    junio 12, 2011 en 6:07 pm

  8. Me anoto también con Twin Peaks y con Okupas. Agrego a los Simpsons.

    junio 12, 2011 en 6:22 pm

  9. Julián pateó y abrió la cancha (a toda la televisión). Nada de lo que nombró creo que se puede considerar serie (o mini serie como dijo Aníbal en un sutil revoleo de cédula), y a la vez todo lo que nombró marcó un antes y un después en la televisión norteamericana.

    No es lo mismo serie que sitcom, ni sitcom que Saturday Night Live.

    Más de una serie hoy le tiene que agradecer a Twin Peaks haber existido. Es una serie de culto que no envejece.

    junio 12, 2011 en 6:32 pm

  10. Tiro un par de sitcoms indispensables:

    . Spin City
    . Newsradio
    . Fraser

    Y agrego Tumberos, acaso la serie más cinematográfica de la televisión argentina.

    saludos.

    junio 12, 2011 en 11:15 pm

  11. Julián Tonelli

    Oh, sí, Olvidé Twin Peaks. Yo hablaba de TV estadounidense en general, fuera miniserie o late night show.

    Aníbal, estoy de acuerdo con que si uno va más allá de la TV yanqui hay que tener en cuenta el Decálogo y Berlin Alezanderplatz.

    junio 13, 2011 en 8:22 am

  12. Bazman

    Está bien, los Simpsons cambiaron el panorama, pero después de la cuarta o quinta temporada la serie cambió radicalmente, en vez de contar los problemas normales que tiene cualquier familia media, empezó a juntar estrellas invitadas y los capítulos se centraban en sucesos nada normales. Algo igual pasó con Seinfeld después de la cuarta temporada, lo que la hizo bajar notablemente su calidad. Family Guy va más al chiste directo que a la historia, pero el nivel de negrura e incorrección (para mí, muy superior incluso al de South Park) la hacen irresistible, y cada temporada es mejor que la anterior.
    Y Lost, muchos dicen que robaron en las últimas temporadas, y si bien es verdad que las dos primeras temporadas son por lejos las mejores y que el cierre es bastante flojo con toda el sideway flashback del purgatorio, reviéndola, descubrí en el capítulo 3 de la primera temporada que el cierre de la serie lo tenían pensado desde el comienzo y no son tan ladris. La escena en cuestión es el primer flashback centrado en Locke, en el que se lo ve haciendo una cuenta en una calculadora de esas que te sacan un ticket de papel, y el ruido que hace la máquina es el del Humo Negro, o sea, recién en la sexta temporada se sabe que el Humo Negro tomó el cuerpo de Locke. Así que tan ladris no eran…..
    Y aquí va una serie más que para mí es imprescindible, a pesar de que se me acuse de goma, Wonder Years, o Nuestros Años Felices, o, como le pusieron acá (hay que matarlo al que tuvo la idea), Kevin, creciendo con cariño. Alta emoción tenía esa serie!!!!

    junio 13, 2011 en 11:03 am

  13. Julián Tonelli

    Acerca de Family Guy, es relativo. La estructura narrativa en los buenas temporadas de los Simpson era mucho más elaborada que la de Family Guy, que siempre me da la impresión de ser una catarata de gags (la mayoría, por cierto, muy buenos) sin un argumento que vaya más allá de eso. Con respecto a la transgresión, Los Simpson limpió el camino para South Park, para Family Guy, y para cualquier dibujito que hubiera dando vueltas. Cuando aparecieron Los Simpson a fines de los 80, revolucionaron todo. Eso es lo que creo.

    junio 13, 2011 en 12:05 pm

  14. Bazman

    Julián, yo estoy de acuerdo en todo lo que decís, pero sigo sosteniendo que desde la quinta temporada en adelante el nivel bajó mucho, hasta llegar a niveles realmente bajos en las últimas temporadas…

    junio 13, 2011 en 2:24 pm

  15. Estaba leyendo con atención el comentario de Bazman hasta que Lost, el Humo Negro, Lockzzzzzzzzzzzzzzzzzzzzz

    Yo revoleo miles de caracteres sobre Game of Thrones y de golpe leo “Nuestros años Felices”!!??? WTF??!!. Me sacan lo medieval

    junio 13, 2011 en 4:06 pm

  16. Era “Kevin creciendo con amor” la versión del título según Canal 9. Es cierto que “Lost” perdió una gran chance de convertirse en el drama televisivo más complejo, intrigante y a la vez masivo, al menos en esta parte del mundo, pero la ejectaron a la luna con ese final horroroso y que uno decía a lo largo de las temporadas: “bueno al menos no van a cerrar todo con que es un sueño o peor, que están muertos” y sí… estaban todos muertos, horrible! creo que ese final tiró por la borda todo lo que construyeron en 6 temporadas. Me acuerdo que el mismo día que se emitía el final de “Lost”, en Página 12 salió un artículo en el que a Stephen King le preguntaban como debía terminar la serie o al menos como la terminaría él. King dijo algo así: Jack estaba siendo parte de una conspiración de la CIA (?) y que todo lo que había sucedido era parte de un proceso del subconciente del protagonista… el delirio del escritor seguía pero hasta ahí está claro que el final que él pensó fue mucho mejor que el que pensaron 4 tipos encerrados un centenar de horas pensando como debía terminar semejante creación -según declaración de ellos mismos para idear la última temporada-

    junio 13, 2011 en 11:23 pm

  17. No sé, chicos, ustedes sigan debatiendo pavadas. Yo anoche vi el noveno episodio y hoy estoy devastada, shockeada, anonadada y todos los adjetivos que tenga a mano el Word. Me acosté y me levanté pensando en Game of Thrones porque no podía creer lo que había visto.

    Estoy SHOCKEADA, si no empiezo terapia con esto, no empiezo con nada. Sigan así, eh…sigan así.

    Me dejan sola cuando más los necesito.

    junio 14, 2011 en 9:23 am

  18. Game of Thrones YEAH! Un poco de apoyo para la cruzada de Laura. Yo vi el primer cap, puse la serie en hold ysali corriendo a releer los libros y ahora espero ansiosa el quinto libro que se edita en julio.
    Lo se, disparé para cualquier lado…. Pero igual estoy guardando todos los capitulos para darme una panzada un fin de semana lluvioso, si hay truenos mejor.
    Y con una veta ovejanegristica les recomiendo leer los libros primero!!!
    No me abucheen por favor, pero los libros (my precioussssss) son increiblesssssssssss.
    Saludos
    K

    junio 15, 2011 en 4:28 pm

    • Gracias Kot!, ¿dónde conseguiste los libros? Los quiero todos! Los busqué (evidentemente no muy bien) y no los encontré

      junio 15, 2011 en 8:22 pm

  19. Laura, coincido con esto!!!
    Yo anoche vi el noveno episodio y hoy estoy devastada, shockeada, anonadada y todos los adjetivos que tenga a mano el Word. Me acosté y me levanté pensando en Game of Thrones porque no podía creer lo que había visto.
    ¿No pensabas que podía ocurrir un milagro? Yo sí, qué bolú!

    Ahora comenzaré a leer el PDF del 2do libro (los links están en mi blog, los libros en papel parece que no se consiguen en nuestro país). Y cuando puedas conseguíte Deadwood, otra serie genial (comparable a The Wire)

    Se te viene un fin de semana movidito, el domingo termina Games of thrones, ¿y el sábado termina Ríver su sufrimiento? (yo soy bostero)

    junio 16, 2011 en 9:24 am

  20. Uf, sí, me mato buscando, desde tu link bajé el primero de los libros, pero no logro poder leer en pantalla. Quizá (aguinaldo mediante) me puedo hacer traer ese a través de muchoslibros, pero está un poco caro. Me calienta que no se puedan conseguir acá, son libros muy vendibles, más con la primera temporada terminada. Los odio a todos los que tienen que ver con este proceso y no se dan cuenta que YO los necesito.

    ¡Basta de recomendarme series!

    Ah, y no hablo de fútbol con hinchas de Boca, menos en este momento.

    Abrazo.

    junio 16, 2011 en 10:05 am

  21. Bazman

    A pesar de que Laura se duerma: En Lost no es que todos están muertos, lo que pasa en la isla en la última temporada es real y todos están bien vivos. Sí están muertos en esa realidad alternativa, que es una especie de purgatorio en el que todo lo que se cuenta pasa muchos, muchos años después de los sucesos en la isla….y reconozco que es bastante decepcionante esa vuelta de tuerca.
    Deadwood está muy bien la primera temporada, ya para la tercera era mucho más floja, y encima la levantaron sin la posibilidad de darle un cierre a la historia. De todas maneras, me hizo descubrir a Ian McShane, un actorazo y uno de los mejores villanos de cualquier serie (Michael Emerson también se suma a esa lista por Benjamin Linus).

    junio 16, 2011 en 2:32 pm

  22. Laura! Los libros los lei en ingles, kel es la mejor opcion, pero tambien esta la compra internetica. Desde que me sume a las nuevas tecnologias del e-book todo lo leo bajado de internet……
    Igual averiguo por su existencia en castellano.
    Besos.
    K

    junio 16, 2011 en 9:04 pm

  23. Manuel

    estos episodios son lo mejor espero sigan haciendo ese tipo de series, muy bonitos.

    adelante, y gracias por hacer algo bueno…

    junio 20, 2011 en 10:51 pm

  24. Yomire todos los capitulos pero yo pense que hiban haber mas porq game of trones toda via hay para dar mas capitulos por que no era el final q yo esperaba pero los capitulos que estan estan muy bien por eso es que quiero ver mas.

    junio 26, 2011 en 8:47 pm

  25. Marcelo

    Muy bueno el blog, llegué acá buscando info sobre la serie, que acabo de ver de corrido luego de bajarla. Si la pueden bajar, háganlo en HD, esta excelente serie se lo merece. También voy a seguir las recomendaciones y buscar The Wire, a ver qué tal. Y por mi parte recomiendo “Boston Legal”, una de mis series favoritas.

    julio 15, 2011 en 11:52 am

  26. Leopoldo Jacinto Luque

    No entiendo porque ponen la imagen de Boromir, cuando no tiene nada que ver con Game of Thrones

    abril 5, 2012 en 9:14 pm

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 250 seguidores